domingo, 6 de mayo de 2018

Hasta luego Twitter


He estado dándole vueltas, y he tomado la decisión de abandonar Twitter. En principio será por un período de un año, para poder valorar adecuadamente los acontecimientos, y tomar decisiones.


Hace dos semanas os recomendaba expresamente que no jugaseis en William Hill, advirtiéndoos de los diversos riesgos que corríais al hacerlo y exponiendo tres aberrantes ejemplos; teniendo la iniciativa un seguimiento —en cuanto a la cantidad, que no a la calidad— ridículo (ni el 5% de mis seguidores).
Aunque hayan sido pocos, por supuesto quiero dar las gracias a todos los que han apoyado, de forma u otra, esta medida. Es reconfortante ver que aún hay jugadores que hacen lo que deben.
Obviamente habrá 50 ó 100 seguidores que tengan algún motivo razonable para ponerse de perfil (dedican poco tiempo a Twitter, su actividad no está relacionada con el juego,…), pero aun así habría más de 6500 tuiteros a los que no acabo de entender: seguir una cuenta como la mía, solo tiene sentido para días como el lunes pasado. Ese no era un tuit más, era el tuit. Era el momento de que mis seguidores enviasen un mensaje a William Hill y/o a mí. Y creo que ambos hemos recibido el mensaje.

El martes al loguearme en Twitter vi 22 notificaciones, debido a que William Hill lo había vuelto a hacer: nuevamente un problema con una apuesta especial; otro pelotazo, o más bien lefazo (como explicábamos en el anterior post).
Durante esa madrugada nadie ha tenido reparos en dejarme más de 20 notificaciones pidiendo ayuda en este caso (suerte que no tengo Twitter en el móvil), para así continuar con ese eterno día de la marmota, que a vosotros puede que os divierta (porque sois muchos miles y no os ocurre a diario a los mismos), pero que a mí, que soy uno, ya me resulta agotador y carente de sentido, llegados a este punto donde no parecéis tener un especial interés en que los operadores mejoren el servicio (cuando debería ser vuestra principal preocupación, o una de las principales al menos).

Y el jueves volvió a ocurrir exactamente lo mismo con otra apuesta especial. (Con estos dos ejemplos no pretendo señalar a nadie en concreto, solo quiero que os hagáis una idea de la situación.)

Casualmente William Hill, en contra de lo que suele hacer, ha resuelto ambos casos con una celeridad inusitada a favor de los clientes.
No me importa si William Hill ha creado dichos problemas de forma deliberada, para resolverlos rápida y satisfactoriamente, con el fin de dar una (irreal) imagen de empresa eficaz y considerada con el cliente, o si se debe al lamentable servicio al que ya nos tiene acostumbrados, pero en cualquier caso no va a conseguir desviar mi atención del asunto principal: el problema más grave, generado por William Hill, no ha sido solucionado, porque a los clientes afectados por el “pelotazo” ni les ha pagado, ni les  ha pedido disculpas.

Lo que ha hecho William Hill no es solucionar nada, simplemente no ha agravado la situación de la semana anterior, y no voy a computarle como mérito el crear problemas —que nunca tendrían que haberse producido— para luego simular resolverlos.
Así que los pretenden rehabilitar con demasiada premura a esta casita, obviamente no pueden tener mi apoyo. Cuando se disculpe y rectifique el esperpento del pelotazo, retiraré mi recomendación sobre la casa. Mientras no lo haga, debo mantenerla. Sirva de algo o no, es una cuestión de principios.

Para algunos puede ser suficiente lo que (aparentemente) ha hecho William Hill, porque en cuanto se resuelve su problema particular se dan por satisfechos, pero yo debo tener una visión más global, y aspirar a que se resuelvan los problemas de todos.

Desgraciadamente parece que a la inmensa mayoría de los jugadores no les interesa realmente apostar en condiciones dignas, solo les interesa apostar, donde sea y cuando sea, lo demás—incomprensiblemente—es secundario. Las casas lo saben, y se aprovechan.

Alguno de vosotros incluso parece haberse molestado porque entendía que le había llamado imbécil (aunque estaba claramente condicionado a que volviese a apostar en William Hill), pero es que es así, y si no lo entendéis es porque realmente sois imbéciles (en su momento Pérez Reverte ya explicó que este término no es un insulto; buscadlo en Google si os interesa) o tenéis otros intereses.
Ya lo he justificado extensamente: no hay motivo racional para volver a apostar ahí, mientras la casa no rectifique y se disculpe. No parece muy difícil de entender: si ves que el camarero escupe en tu café o en el de tu compañero, ¿volverías mañana a por otro café a ese mismo bar? Entonces ¿por qué vuelves a apostar en William Hill? Podrás encontrar alguna excusa para hacerlo, pero ningún motivo válido.

Si con lo que ha hecho William Hill no habéis reaccionado, es evidente que, a día de hoy, mi presencia en Twitter resulta innecesaria, por lo que seguir allí sería absurdo, ya que en los próximos meses no atisbo nada en el horizonte que pueda despertaros de ese aletargamiento generalizado.
Para algunos tener cuenta en una red social, con más o menos seguidores, puede que sea deseable. Para mí, no lo es.
Para mí es una "molestia" (por decirlo de algún modo, que solo tiene sentido tolerar si contribuye a la consecución de un objetivo más elevado (que las casas de apuestas presten un servicio digno a sus clientes). Y hoy creo que ya no cumple dicha función.
Si el año que viene (la fecha exacta no depende solo de mí) se produce alguna novedad cualitativa, que yo considere que puede impulsar un cambio, es posible que, ya más descansado, dé una última oportunidad a mi cuenta de Twitter.

Yo ya he dedicado varios miles de horas, y he asumido un altísimo coste —especialmente a nivel personal, y en parte económico—, para intentar ayudaros, a vosotros, porque yo hace tiempo que soy exjugador, y todo esto a mí me perjudica más de lo que podáis imaginar. Abogados sin escrúpulos no han dudado en intentar usar, en mi contra, la ayuda desinteresada que intento prestar. Si esa ayuda, encima, es despreciada por la inmensa mayoría, me deja en una posición muy incómoda.

Lo lamento por esos pocos cientos de jugadores íntegros, con principios, que tanto me habéis arropado durante estos años, pero tenéis que entender que la situación se está volviendo insostenible: que al reivindicar derechos para los jugadores estén en contra las empresas del sector, la Administración (particularmente la DGOJ), los medios de comunicación…, es lamentable, aunque por desgracia hay que asumirlo; pero que estén en contra más del 95% de los jugadores, ya es surrealista. No es para cerrar Twitter, es para quemarlo directamente.
Pero, obviamente, podréis seguir en contacto conmigo sin problema en este blog o en mi correo electrónico. No desaparezco, simplemente dejo un medio al que nunca he llegado a adaptarme realmente, para seguir donde me encuentro más a gusto. Y, si Dios quiere, en 2019 volveremos a vernos por esa red social.

Aunque el tono general del post ha quedado un poco "fúnebre", es porque lo publiqué casi sin revisar. No me gusta estar en el ordenador hasta tan tarde, y no quería dejar la decisión para el día siguiente.
Pero obviamente, por encima de todo me gusta ser justo, y hay jugadores comprometidos que merecen mucho la pena, y si encuentro una forma de contribuir a mejorar la situación de los apostantes en España, lo haré, aunque no creo que pueda hacerlo de inmediato, y por eso he decidido apartarme temporalmente de Twitter. Tengo que replantearme muchas cosas, y eso requiere tiempo.


Y recuerda: “Si no eres capaz de dominar tu deseo de apostar, no eres digno de poder hacerlo en condiciones justas”. Tienes un año para reflexionar sobre ello.

Buenas noches, y buena suerte.


P.s. Cuando leas esto, ya habré desactivado todas las notificaciones y habré cerrado sesión en Twitter por una larga temporada.
Seguiré aquí en mi blog, a mi manera. Soy como Pirlo: si estoy en el campo, me gusta que se juegue al ritmo que yo marco; y si a alguien no le gusta, entonces ha venido a ver el partido equivocado.

18 comentarios:

  1. Muchas gracias por todo lo que has hecho por un juego justo.
    Tampoco me acaba de gustar Twitter, es un medio donde puede ser más o menos fácil encontrar gente con intereses comunes, pero la mayoría de las veces solo responden o los que estan en posiciones contrarias o los más afectados/interesadls, y todos los demás "pasan".
    Muchas gracias de nuevo y espero que consigamos algún avance en el futuro.

    ResponderEliminar
  2. joder!!! ayer hablando contigo sobre esta situación de las personas que te hablan por puro interés y hoy veo que cierras la cuenta por un período largo.

    desde aquí agradecerte todo el trabajo que has hecho que ha sido mucho, empezando por ser uno de los pioneros en tener los "huevos" de ponerse en contra de las casas de apuestas y sus abusos.

    nos vemos pronto y un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    pues seré consecuente con tu mensaje y te daré las gracias por el blog, que sin duda es un método mucho más limpio y sano que Twitter.

    Y es que si yo fuera tú no tendría desazón por marcharme de Twitter. De hecho marcharse o querer hacerlo en algún momento es lo más normal. De hecho, esto indica que detrás de la cuenta hay una persona sana, con principios y que hace las cosas por algún motivo, con un objetivo y convicción por algo. La creencia en ese algo es lo que realmente nos hace humanos, lo que consigue que empaticemos con el resto y eso es un valor que se ha perdido en las redes sociales. Y qué decir tiene de las redes sociales de las apuestas. El entorno en su inmensa mayoría apesta, así que no te pierdes nada saliendo de él.

    Obviamente como eres una persona con algo en lo que creer, sana, con valores quieres ayudar al resto para que no les pase eso que tanto has visto. Tu intención es generar objeto de conciencia en el jugador para mejorar la situación. Con lo que no contabas (o al menos a este nivel) es con el perfil y tipo de apostante que hay en redes sociales. A ellos en su inmensa mayoría (por no decir todos) no les interesa nnada que no sea "marcarse unos verdes" y vender un producto por "cuatro duros". Y te lo digo yo, que sé lo que digo y también caí en ésto en algún momento.

    Lo que pasa al final es que acabas agotado, aburrido y con ganas de tirarlo todo a la mierda. Los seguidores no valen para nada, por que como bien dices de esos 7,000 sólo valen, 20,30, quizás 100? todo lo demás es paja, aprovechados, gente tóxica, en fin qué decirte.

    En fin no me quiero enrollar mucho pero vamos yo si fuera tú estaría contento con la decisión que has tomado. Twitter apuestas no es un lugar en el que perder tiempo. No vale la pena gastarlo en eso, por que el tiempo es dinero, nos pagan por ello y tal y como está el mundo pues como que no estamos para desperciarlo.

    Yo seguiré leyéndote como siempre hice. Seguiré apoyándote por que tienes talento para esto (ya les gustaría a muchos abogados de medio pelo exresarse como tú) si que tómate el tiempo que necesites, pasa de las hienas, los chupópteros y centrate en lo importante (generar contenido de calidad o no) pero hacer lo que realmente te haga levantarte del sofá y ponerte a escribir.

    Si es esto, el mundo será un poco mejor y si decides que no sea nada, seguro que será mejor para tí!

    Ánimo y espero que elijas la primera opción ;)

    Fermín

    ResponderEliminar
  4. Un millon de gracias por toda la ayuda prestada!
    Una pena tu "hasta luego" que ya me temia al estar en tu cabeza XD

    ResponderEliminar
  5. Lástima que hayas tomado esa decisión, no te des por vencido ... tu input es muy interesante

    ResponderEliminar
  6. Aquí uno que por suerte no ha tenido qur tirar muchas veces de ti porque me hayan engañado, pero que sí que siguió tus consejos y he dejado de apostar en la casita dichosa.... Muchas gracias por poner esas infos a la vista de todos y de aconsejarnos lo mejor posible. En casos como este, queda claro quien son los que lo hacen mal y quien el que lo ha hecho bien. Espero verte pronto en twitter porque es casi lo que mas utilizo. 1000 gracias por todo!!

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por vuestras amables palabras.

    Aunque el tono general del post ha quedado un poco "fúnebre", es porque lo publiqué casi sin revisar. No me gusta estar en el ordenador hasta tan tarde, y no quería dejar la decisión para el día siguiente.

    Pero, supongo que a estas alturas ya lo sabréis, por encima de todo me gusta ser justo, y hay jugadores comprometidos que merecen mucho la pena, y si encuentro una forma de contribuir a mejorar la situación de los apostantes en España, lo haré, aunque no creo que pueda hacerlo de inmediato, y por eso he decidido apartarme temporalmente de Twitter. Tengo que replantearme muchas cosas, y eso requiere tiempo.

    Ya veremos.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por todo tu trabajo y ayudar a AUJO cuando se te pidió. Es una pena la mentalidad cortoplacista e individualista de los apostadores online

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Sí, es una pena que esa mentalidad de los apostadores haya impedido que cuajase alguna asociación que pudiese defender sus derechos.

      Como digo, es la tormenta perfecta: empresarios sin escrúpulos, clientes sin voluntad, políticos sin principios, periodistas sin ética y funcionarios sin conciencia. A ver si se puede hacer algo para cambiar esto.

      Saludos, y suerte.


      Eliminar
  9. Esperemos que vuelvas pronto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Los que estamos en las sombras tambien valoramos tu magnifico trabajo.
    Estamos al tanto de todos tus posts.

    ResponderEliminar
  11. Buenos dias a ver si me puedes ayudar. Te explico tengo 84 años ayer me di de alta en vive la suerte aposte 450€ y gane 1880 euros y al ir a retirarlos me dicen que han suspendido temporalmente la cuenta ( soy titular indistinta con mi hija que esta autkexcluida del juego) puedo reclamar mis ganancias? La tarjeta esta a mi nombre. Me han pedido que les envie una foto con el dni en la mano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      No sé que motivos alegan para la suspensión de la cuenta, estaría bien que alguna vez las casas suspendiesen las cuentas de quienes intentar jugar, y no solo las de los que ganan. Parece que elhecho de ganar desencadena todo tipo de sospechas.
      Habría que saber también que motivos alegan, que pruebas tienen de ello.

      Si lo que dices es cierto, en principio solo hay límite de edad inferior (18), así que si tienes 84 lo superas.
      Dices que te han suspendido la cuenta (entiendo que de juego, por el operador) y que eres titular indistinta, algo que no puede ser: las cuentas de juego solo tienen un titular, y solo puede jugar con ella dicho titular. Supongo que te referirás a una cuenta bancaria, algo que tampoco afectaría, ya que has pagado con tarjeta a tu nombre.

      Si tú eres la titular de la cuenta de juego, y solo has jugado tú, la autoexclusión de un miembro de tu familia tampoco te afectaría (ya que la misma es personal y solo afecta al solicitante).

      Trata de completar un proceso de verificación "razonable" con la casa, y si no te dan una solución, y tú no has hecho nada irregular, plantéate demandarlos.

      Saludos, y suerte.

      Eliminar
    2. Muchisimas gracias Hornet, si, todo es totalmente cierto. A que te refieres con Trata de completar un proceso de verificación "razonable" con la casa! ya no se que enviar más, hasta mi foto con el DNI en la mano me han pedido, hoy no me han dicho absolutamente nada de nada, en cuanto a la denuncia es en a la dirección general del juego?¿
      Muchas gracias por tu respuesta, lo único que pretendo es que ingresen mi dinero y no volver a jugar mas con esta gente
      Un abrazo

      Eliminar
    3. Hola.

      Por razonable, me refiero a que no te pidan los mismos documentos diez veces, porque hay casas un poco "cansinas" que pretenden eternizar el proceso de verificación.

      Si se niegan a realizar la verificación, pues tendrás que ir por otras vías (que suponen meses de espera).

      Puedes presentar reclamación ante la DGOJ, aunque supongo que no hará nada, o acudir a la vía judicial y presentar una demanda. Además supongo que tendrás derecho a Justicia Gratuita, salvo que tengas una pensión muy elevada.

      Y paciencia, porque es agosto. Y primero trata de solucionarlo con la casa.

      Saludos, y suerte.
      Y disfruta, en la medida de lo posible, de tus vacaciones.

      Eliminar
    4. Buenas tardes, me podéis pasar el modelo de reclamación por suspensión de cuenta?? en formato word, muchas gracias

      Eliminar
    5. Hola.

      No hay un modelo para cada caso concreto.
      Puedes optar por una reclamación administrativa que, probablemente, la DGOJ desatienda. En las reclamaciones administrativas existe bastante libertad de forma cumpliendo unos mínimos requisitos que expongo en:
      https://www.leydeljuego.es/2013/01/como-reclamar-o-denunciar-una-casa-de.html

      O puedes optar por la demanda, en cuyo caso (si no supera los 2000 €) puede ser el modelo de demanda sucinta de juicio verbal, del que hay un link con instrucciones en www.juicioverbal.es .

      Describe los hechos, haciendo hincapié en lo más relevante (como que se nieguen a darte una explicación concreta, más allá de remisiones generales a sus TyC, si es que ha sido así). No sé cómo ha ocurrido exactamente: si te han sometido a alguna verificación telefónica y no la has superado, si te han dicho definitivamente que no te pagan o aún no,…

      Tú intenta solucionarlo con el SAC de la casa de apuestas, y cuando te digan definitivamente que no te pagan, si tú no has cometido ninguna irregularidad, inicia un proceso de reclamación por vía administrativa o judicial para cobrar lo que es tuyo. (Ahora en agosto tampoco va a avanzar mucho la reclamación)

      Saludos, y suerte.
      Hasta septiembre.

      Eliminar

Gracias por leer mi blog.

Si te ha gustado, o si quieres aclarar algo, puedes dejar un comentario.

Procura que el comentario no contenga insultos, para que supere la "moderación de comentarios"