lunes, 3 de agosto de 2015

Estas son mis excusas, si no le gustan tengo otras (Bwin)



Días atrás Bwin se convertía en protagonista involuntario de Twitter debido a la anulación masiva de apuestas, que provocaron la reacción airada de los numerosos  afectados.
Tras un par de días de “reflexión”, acabó pagando finalmente todas las apuestas anuladas.

Evidentemente, en este caso Bwin actuó correctamente al rectificar (y así hay que reconocerlo), pero me gustaría que las casas de apuestas actuasen como deben, también cuando no hay tantos perjudicados y “presión” en las redes sociales.

Por eso quiero recordar que hay otros casos, casi idénticos a este, que no han obtenido la misma respuesta por parte de la operadora, como, por ejemplo, el que expongo a continuación.