domingo, 30 de noviembre de 2014

Jugando al límite (Modelo de Juego en España)


Hace unos días me escribió un lector del blog (Juan), contándome lo que le había ocurrido en una casa de apuestas, que bien podría ilustrar lo que está sucediendo en el sector en España tras la (supuesta) regulación, y que me va a permitir reflexionar sobre el tema.

De momento, me limitaré a exponer brevemente el caso, y cuando disponga de toda la información, probablemente, le dedique un artículo propio.

Juan, en menos de dos meses, ingresó, y perdió, en la casa de apuestas más de 23.000 euros.

En ningún momento, la casa de apuestas hizo nada para impedirlo, ni tan siquiera advirtió al cliente de la dinámica de pérdidas crecientes en que estaba inmerso.

Precisamente, ésta es una de las casas que limita con mayor rapidez (si intuye que tienes un perfil ganador), como demuestra el hecho de que a mí me limitó tras haber realizado una sola apuesta, sí, solo una. Contrasta esta celeridad para limitarme, con la pasividad exhibida ante la conducta, manifiestamente adictiva, de Juan.

También quiero apuntar que las casas de apuestas hacen unos esfuerzos increíbles para detectar a cualquier jugador “ganador”, para limitarlo y/o expulsarlo, y algunas incluso lo reconocen abiertamente, como se puede leer >aquí<  (aclaro que la casa de éste artículo NO es la casa donde ha tenido problemas Juan), por lo que es evidente que disponen de medios técnicos para detectar las tendencias de cualquier jugador, pero solo actúan para limitar a los jugadores ganadores, y no a los perdedores.

Juan me asegura que no recuerda haber solicitado un aumento de los límites establecidos por defecto (600 €/diarios, 1500 €/semanales y 3000 €/mensuales [*]), pero que en su cuenta se ha aumentado el límite de ingresos hasta “sin límite”. (Este es el punto que quiero aclarar antes de dedicarle un artículo propio al caso, pero que a la hora de plantear mi reflexión no es especialmente relevante).
 
Y no es extraño que no lo recuerde, ya que para aumentar los límites de depósito en esa casa hasta “sin límite”, lo único que hay que hacer es contestar a 1 sola pregunta.
Ni siquiera tienes que detenerte a contestar las 10 preguntas del test exigido por la DGOJ, te hacen una pregunta final, a la que hay que contestar que no, simplemente, y ya has autorizado el incremento de límite. 
Actualmente Juan, consciente de sus problemas, se encuentra autoexcluido del juego, aunque el daño ya está hecho.


En fin, vamos a lo importante. Yo me preguntó, ¿qué sentido tiene permitir ingresos ilimitados en una casa de apuestas? ¿Y, de consentirlo,  qué sentido tiene hacerlo sin exigir unos requisitos más estrictos al solicitante?

En el contexto actual, en el que las casas de apuestas españolas:
- cuando un jugador gana, le limitan o expulsan,
- cuando un jugador pierde, no toman medida alguna,
no tiene sentido permitir depósitos ilimitados, ya que son, necesariamente, sinónimo de pérdidas ilimitadas.
Si las casas no permiten ganancias ilimitadas, permitir ingresos ilimitados supone un riesgo evidente, e innecesario, para los apostantes, que habría que evitar, estableciendo un máximo o, al menos, unos controles más estrictos para los clientes que lo soliciten.

Y ésta no es solo una opinión basada en la avaricia desmedida (más allá del lícito afán de lucro de una empresa privada) que rige la actuación de las casas de apuestas, sino que, con la regulación española actual y atendiendo a las recomendaciones de la Unión Europea, tampoco tiene sentido permitir ingresar ilimitadamente con esa facilidad. 

1.- La Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, que se promulga para regular el sector, tiene como principal finalidad la protección de los participantes y evitar los efectos perniciosos del juego, como expone reiteradamente en su preámbulo, y dedica un artículo, el número 8, a la “la protección de los consumidores y políticas de juego responsable”.


2.- Dicho artículo es textualmente citado en la Estrategia de Juego Responsable en Españaelaborada por la Dirección General de Ordenación del Juego, y que las casas de apuestas, por lo visto, no tienen intención de cumplir. Está publicada en su página web (aquí), y estos son los párrafos más significativos:

El factor más importante de riesgo asociado al juego es que […] suponga un gasto superior al que la persona se puede permitir o se había planteado inicialmente”.

“La aprobación de la Ley 13/2011 supone un hito en cuanto al tratamiento del juego responsable en un enfoque global y comprensivo del fenómeno. La Ley se refiere en su artículo 8 a la protección de los consumidores y políticas de juego responsable, estableciendo:
[…]Los operadores de juego deberán elaborar un plan de medidas en relación con la mitigación de los posibles efectos perjudiciales que pueda producir el juego sobre las personas e incorporarán las reglas básicas de política del juego responsable, […] promocionando actitudes de juego moderado, no compulsivo y responsable.”

Una política de juego responsable es el conjunto de políticas, programas y/o prácticas que reducen al máximo la posibilidad de que la gente se perjudique a sí mismo o a otros, […] gastando demasiado dinero en el juego”.


3.- La Unión Europea, como ya hemos tratado en el blog, también ha expresado en varias ocasiones su preocupación por este sector, como por ejemplo en este informe, que podéis leer íntegro en su página web > aquí <, y del que cito, textualmente, los fragmentos que considero más relevantes:

“Pide a la Comisión que incluya en su Recomendación la obligación de que los operadores de juegos de azar promuevan activamente el uso de autolimitaciones en el momento de registrarse, así como en el caso de pérdidas repetidas”. 

“Hace hincapié en la importancia fundamental de [...] luchar contra los comportamientos problemáticos y las ludopatías”.

“[…] señala que los operadores de juegos de azar tienen responsabilidad de contribuir a la prevención de la adicción al juego”.

“Considera que el proceso de registro debe incluir como elemento OBLIGATORIO un límite máximo de pérdida, establecido y definido por el jugador para un período determinado de tiempo”.

“Recuerda que casi el 2 % de la población europea padece alguna ludopatía […]; considera necesario, por tanto, aplicar medidas preventivas eficientes para los consumidores vulnerables, como por ejemplo la imposición de unos estrictos límites de depósito y pérdidas por parte del propio jugador”.



En este contexto ¿por qué se permiten los depósitos ilimitados? ¿para propiciar situaciones como la que le narrada al principio de este artículo, y beneficiar descaradamente a las casas de apuestas mientras los clientes pagan las consecuencias? 

¿Cuántas personas tendrán que perder sus ahorros para que la DGOJ actúe? 

La misma casa de apuestas que en apenas 2 días decidió limitarme, ha contemplado impasible (y, probablemente, complacida) como durante casi 2 meses un jugador iba ingresando cantidades de dinero muy elevadas, permitiéndole incluso el último día de esta nefasta racha batir su propio record de ingresos, superando los 3.000 euros. 

¿Ha cumplido esta casa con la estrategia de juego responsable de nuestro ínclito Director General de Ordenación del Juego? ¿Ha cumplido esta casa (el art. 8) la Ley del Juego? Y, aunque no sea obligatorio ¿ha aplicado esta casa alguna de las recomendaciones de la Unión Europea?



El sector del juego en España es un auténtico esperpento, y da vergüenza ajena ver como la Administración (básicamente la DGOJ) no toma medida alguna.
Pero repasando el proceso de regulación, desde el principio, tampoco se podía esperar otra cosa:

1-      Elaboración y aprobación de la Ley del Juego.
Manifiestamente mejorable, con aspectos mal regulados o directamente obviados.

Algunos de los diálogos protagonizados por los parlamentarios que han aprobado esta ley, serían dignos de Faemino y Cansado.

D-Oye ¿quién se va a llevar el borrador de la Ley para echarle un vistazo y ver si está bien?
S- Yo no puedo que voy a Canarias a ver a Patr…, quiero decir a una Comisión para estudiar la… la incidencia del sarampión en los pingüinos.
D- Sí,  yo también tengo otra Comisión en Mallorca, ¿qué te voy a contar?
S- Venga, seguro que ha quedado perfecta, yo voy a votar a favor.
(Esto de nuestros legisladores tengan viajes gratis y sin justificar, bien podría explicar las groseras carencias de algunas leyes)

2-      Concesión de licencias.
Con unos criterios, por decirlo suavemente, no demasiado exigentes.

Otro dialogo ficticio.

C- Me da una licencia
D- ¿Qué meritos tiene para solicitarla?
C- Tengo un montón de dinero en Suiza que no he declarado hasta que me han descubierto, y opino que la ludopatía es un cuento chino.
D- Concedida su licencia, se le ve honrado y concienciado con la prevención de los efectos nocivos del juego.

3-      Conversión de “.com” a “.es”.
Ciscándose descaradamente en las instrucciones del propio Regulador.

Sigamos imaginando conversaciones.

W- ¿Y esta conversión cómo se hace?
D- No puede usted traspasar dinero ni obligaciones de sus actuales clientes, y ha de crear nuevos registros.
W- Eso es mucho trabajo, yo voy a traspasar el dinero y los derechos, y voy a aprovechar los datos del registro que ya tengo. Por cierto, ahí hay un sobre, creo que es suyo.
D- No, a mí no se me ha caído nada,…, ¡ah!, sí, sí que es mío, pero ya no me acordaba. Bueno, pues puede hacer usted la conversión como le dé la gana, que tampoco hay que ser tan exigentes.
  
4-      Aplicación de la Ley.
Muy deficiente por parte de la DGOJ.

No pagar las ganancias, retirar dinero de la cuenta de ganancias de los jugadores, dar por perdidos partidos que no han existido, publicidad engañosa,…, nada ha servido para que la DGOJ tome medida alguna contras sus sobreprotegidas casas.


Solo nos queda confiar en que los jueces arreglen esto, porque, en caso contrario, el futuro de los jugadores españoles es muy incierto. 



 [*]   El artículo 36 del Real Decreto 1614/2011, de 14 de noviembre, por el que se desarrolla la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, en lo relativo a licencias, autorizaciones y registros del juego (RD 1614/2011 en lo sucesivo), referente a los  límites a los depósitos, establece que “los operadores de juego deberán establecer límites económicos para los depósitos que, con carácter diario, semanal o mensual, puedan recibir de cada uno de los participantes en los distintos juegos. Estos límites no podrán tener importes superiores a los recogidos en el anexo II a este real decreto”.
El artículo único del mencionado Anexo II del Real Decreto 1614/2011, establece que “los límites de constitución de depósitos a los que se refiere el número primero del artículo 36 del Real Decreto 1614/2011, serán los siguientes:
a) 600 euros para el importe diario.
b) 1.500 euros para el importe semanal.
c) 3.000 euros para el importe mensual.
A los efectos de este anexo, se entenderá por día al día natural comprendido entre las 00:00 y las 24:00 horas; por semana, a la comprendida entre las 00:00 horas del lunes y las 24:00 horas del domingo; y por mes, al comprendido entre las 00:00 del día 1 y las 24:00 horas del último día del mes de que se trate”.

6 comentarios:

  1. Todos sin límite que bonito esto de las apuestas que cuando vas ganando te limitan y cuando vas perdiendo te aumentan para su beneficio propio.

    Has comentado por aquí también el tema de las nuevas ordenanzas y lo que hay que declarar por apostar porque se pasaron tres pueblos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la realidad de las apuetas hoy en España, si ganas te limitan y si pierdes Te "exprimen" todo lo que pueden.

      Respecto a declarar, hasta donde yo sé hay que declarar las ganacias netas, no sé a qué cambio te refieres concretamente.

      Eliminar
  2. Hola Rosberg,

    Quería preguntarte si estás al corriente y si es legal de lo que sucede en las maquinas sportium que hay en distintos locales,ya que voy a un evento, marco un resultado, por ejemplo +32 puntos, y me sale un mensaje que si acepto apostar dicha cantidad a +32,5, y acepto y cuando sale el resguardo de la apuesta, sale que he apostado a +34.5, me cambia mi apuesta!!! eso es legal???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      De ser cierto, eso sería totalmente ILEGAL, y muy grave. Si tienes pruebas, podrías (y deberías) denunciarlo.

      Si en el momento que tu aceptas una apuesta se produce algún cambio en el mercado (un variación en la línea de puntos, disminución de cuota,…), tienen que advertírtelo para que tú aceptes esa nueva apuesta. En caso contrario están emitiendo un recibo de una apuesta que tú no has aceptado (en esos términos), es decir un recibo falso.

      Lo que pasa es que no sería fácil de probar, salvo que tengas una grabación de cierta calidad donde se aprecie que tú aceptas una apuesta, y que ellos emiten un recibo de otra distinta (con otra línea, con otra cuota,…).

      Saludos

      Eliminar
  3. Veo que aun hay estafas de sportium que desconoces, si que es cierto, es más, le rogué a la del local que me devolviera el dinero, cosa que no hizo, ni me creyó, aposté delante de ella, (no con su dinero, sinó con el mio) en otro partido y efectivamente me volvieron a cambiar la apuesta, probamos con otras máquinas y lo mismo, por lo menos logré convencer a la chica de que estaba siendo maltratado, llamó a no se si el dueño de sportium o a no se quien explicando el caso y me dijeron que eso era normal, ya que ese tipo de apuestas son muy variables y puede cambiar en cualquier momento y por supuesto que no me podían devolver el dinero robado, en unos días volveré en un local sportium para hacer la prueba y si me permites, te mandaré el vídeo para que lo puedas apreciar, y si puedo pedir algún tipo de indemnización o de recompensa por ayudar a la justicia, gracias por todo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que hay cosas que aún desconozco. Cada día me sorprende más ( y me da más asco) el sector del juego.

      Si tienes pruebas estaría encantado de verlas, por supuesto, y si quieres contactar conmigo por email, te ayudaría a reclamar contra Sportium.

      Eliminar

Gracias por leer mi blog.

Si te ha gustado, o si quieres aclarar algo, puedes dejar un comentario.

Procura que el comentario no contenga insultos, para que supere la "moderación de comentarios"