domingo, 27 de abril de 2014

Goldenpark: No es país para decimales… (ni para mentirosos)

Como todos sabéis las casas de apuestas “.es”, limitan y cierran cuentas a su antojo, y sin dar ningún tipo de explicación, por lo que, para intentar averiguar algo, hay que intentar conseguir información por medio de reclamaciones o quejas presentadas ante organismos oficiales, para ver si a ellos les responden.

Yo, por ejemplo, tengo las cuentas limitadas en numerosas casas, y cerrada en una de ellas, Goldenpark (la Stan James española, para entendernos), así que decidí reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos, para ver qué respondían.
(El motivo por el que recurro a este organismo y no a la Dirección General de Ordenación del Juego, merece un artículo aparte).

En la notificación de la resolución, me llamó poderosamente la atención este párrafo, muy interesante por la información que aporta, y que merece un análisis detallado. Aunque muchos ya lo supiesen, ahora está reflejado en un documento oficial.
goldenpark+decimales

“[…] su departamento de riesgos decidió bloquear su cuenta atendiendo al riesgo asociado a su patrón de apuestas (mercados en directo, hándicaps y total de goles, eventos de poco seguimiento en el mercado español, cantidades no enteras), limitándose las cantidades a apostar en fecha 11 de diciembre de 2012. Según ha observado la compañía, al observar reincidencia, se le canceló la cuenta definitivamente en fecha 14 de diciembre de 2012.”

Vamos a comentar amistosamente cada uno de los aspectos que os pueden convertir en sospechosos para Goldenpark:

1- Mercados en directo. Esto lo han puesto para rellenar, porque yo apenas realizo apuestas en directo, el 99% de mis apuestas son pre partido, así que ni siquiera sé si he llegado a realizar alguna, pero de ser así, habrán sido poquísimas, ya que la cuenta apenas me duró unas semanas activa. Yo no recuerdo haber realizado ninguna, y en el listado de 18 apuestas que me han enviado (ya que no puedo acceder a mi historial) no hay ninguna identificada como live.

2- Hándicaps y total de goles. Me gusta apostar a este tipo de mercados ya que me permiten aproximarme con mayor precisión a lo que quiero apostar, y además supone un desafío, puesto que se trata de un pronóstico más complejo y requiere mayores conocimientos por parte del jugador.

3- Eventos de poco seguimiento en el mercado español. A mí me gustan deportes como el balonmano o el voleibol, pero no creo que por ello deba ser estigmatizado como pretende este despreciable operador. Además en el listado de apuestas antes mencionado, también aparecen eventos de fútbol de primer nivel, Formula 1,…; por citar algunos nombres, “desconocidos” como Real Madrid, Manchester City, Manchester United, Chelsea, Alonso o Vettel, están en mi relación de apuestas.

4- Cantidades no enteras. Esto es lo más increíble de todo, casi surrealista, y da título al artículo. Parece que Goldenpark no quiere que tratemos de ajustarnos a nuestro presupuesto, sino que quiere que apostemos la cantidad que ellos digan (y en los mercados que ellos digan). ¿Y si solo puedo permitirme apostar 4’50 euros?, ¿voy a tener que apostar 5, 10, o la cantidad que Goldenpark prefiera? Lo siento, pero el dinero es mío, y yo sé qué cantidad debo apostar. Además, en bastantes de mis 18 apuestas, sí aparecen cantidades enteras.

Llegados a este punto, permitidme un comentario ad-hoc para reprobar a la DGOJ. Dime Carlitos, ¿dónde encaja esto en tu informe sobre el juego responsable, que dice, entre otras cosas que “el factor más importante de riesgo asociado al juego es que […] suponga un gasto superior al que la persona se puede permitir o se había planteado inicialmente”.
Venga que la DGOJ siga sin hacer nada, o peor aún, que siga contando a todo el mundo los maravillosas que son las casas de apuestas, que a lo mejor nos convence, claro que sí. Se puede engañar a mucha gente durante mucho tiempo, pero no engañar a todo el mundo todo el tiempo, y parece que la gente empieza a abrir los ojos respecto a la verdadera cara de las casas de apuestas “.es”.
Un sujeto que te dice, "a la put* calle por apostar con decimales", es digno, para nuestros insignes dirigentes, de poseer una licencia para prestar servicios de juego en España. No hay nada más que añadir. 

¿Os imagináis a ese departamento de riesgos de Goldenpark?.
¡Atentos! alguien ha apostado 3,27 céntimos, ¡cuidado! tengo una apuesta a número de goles en el radar, ¡atención! he detectado una apuesta con hándicap a las 12 en punto,…, ¡haced sonar la alarma, subid el nivel de alerta a DEFCOM2!, ¡esto es un infierno, no siento las piernas, vamos a morir todos, estamos rodeados de charlies!,…, ridículo a la par que lamentable.

Pero, aparte de las risas que puedan provocar estos individuos, tratemos de ir un poco más allá. Y es que uno tiene que preguntarse por qué este operador, sin estar obligado a ello, ofrece mercados en directo, hándicaps, total de goles y eventos de poco seguimiento en el mercado español, si cuando alguien acepta esta oferta, como en mi caso, es expulsado fulminantemente. ¿Por qué?

Si no quieres que la gente apueste al voleibol polaco (por decir algo), o realice apuestas con hándicap, tienes una solución muy sencilla, no las ofertes, puesto que nadie te obliga a hacerlo. Esto sería lo más normal aparentemente, pero Goldenpark continúa ofreciendo todos esos mercados, al mismo tiempo que los considera indicativos de riesgo, algo ilógico, absurdo y contradictorio.  Prefiere limitar y cerrar cuentas de jugadores, antes que eliminar esos mercados. Si reconoce que son un riesgo, ¿qué utilidad real tienen para el operador estos mercados?

¿Y si el único motivo por el que Goldenpark ofrece esos mercados es para detectar a un determinado perfil de jugador y expulsarlo, quedándose solo con los jugadores que le convienen al operador? Sería una buena criba. Aunque pueda parecer algo rebuscado, esa podría ser la única explicación lógica, ya que no tiene ningún sentido, afirmar (como ha hecho en ese documento oficial) que dichos mercados son un riesgo, y mantenerlos cuando no tiene obligación; se trata de una contradicción que ha de tener, necesariamente, una explicación oculta.
Por poner un ejemplo, es como si le ofreces a alguien un cigarrillo, solo para averiguar si fuma; no lo haces porque te interese que el destinatario acepte tu oferta, sino que lo único que pretendes es saber si es fumador, solo persigues esa información.

Como vemos su departamento de riesgos no parece muy interesado en perseguir fraudes, eventos amañados,…, sino que dedica su tiempo a identificar jugadores que realizan este tipo de apuestas, totalmente normales, que no tienen absolutamente nada que ver con actuaciones ilegales.
Curioso empeño el de este departamento de riesgos, muy curioso.

Quizás haya un perfil de jugador que no le gusta a Goldenpark, así que intentemos deducir cuál es, basándonos en la información de la que disponemos.

Veamos. Aparentemente no le gusta el apostante que maneja los decimales con facilidad, que no se limita a seguir un único deporte de masas con fanatismo, que analiza los partidos y trata de ajustar el pronóstico a lo que cree que va a suceder utilizando los hándicaps y totales de goles,…, ¡caramba (por no utilizar otra expresión)!, pero si estos son jugadores inteligentes, analíticos, reflexivos, que seleccionan cuidadosamente sus pronósticos,…
Invirtiendo ese razonamiento, cualquier malpensado (no es mi caso, por supuesto) podría decir que prefiere a los jugadores impulsivos, que apuestan a deportes de masas, con pronósticos simples (1, X ó 2) de los que no requieren pensar demasiado y por supuesto números redondos (100 ó 200 euros, sin “mariconadas”).

¿Será así? Cada uno puede sacar sus propias conclusiones. Y ahora, tras este ejercicio de deducción, os propongo un ejercicio de imaginación, que casi daría para un nuevo artículo.

Cerrad los ojos, e imaginaos un país donde las casas de apuestas manejen en sus informes (internos) estrategias para atraer y fidelizar a los jugadores compulsivos, así como técnicas para identificarlos y “retenerlos”; un país donde los operadores, aún siendo perfectamente conocedores del drama que hay tras cada ludópata, tratan despiadadamente de propagar esa adicción y de fomentar hábitos de apuestas nocivos que incrementen el número de adictos, para aumentar sus beneficios a costa de causar el mayor sufrimiento posible; un país donde las autoridades conocen, consienten, alientan e incluso se benefician de este despreciable modo de actuación de las casas de apuestas, y se hacen así cómplices del enorme perjuicio y daño causado a la sociedad; un país donde los corruptos y los inicuos actúan con total impunidad,…

Ya podéis abrir los ojos. No sé a vosotros, pero a mí, por desgracia, me ha resultado fácil, muy fácil, dolorosamente fácil, indignantemente fácil, imaginarme ese país, porque sé cuál es.

Brevemente, porque me he quedado sin tiempo, y casi para finalizar, quiero resaltar como aquí, en un documento oficial, admiten que habían limitado mi cuenta ya el día 11 de diciembre, mientras que esta conversación de chat que adjunto, el SAC de Goldenpark me jura y perjura que mi cuenta acababan de limitarla el día 14 por la mañana, y niegan que estuviese limitada en los días anteriores, a pesar de que yo insisto en que sí, o lo que es lo mismo, me han mentido deliberadamente, proporcionándome información falsa sobre mi cuenta.
goldenpark+chat

Y es que ya lo dice el refrán, se coge antes al mentiroso que al cojo, y GOLDENPARK son unos vulgares MENTIROSOS (entre otras muchas cosas).

Y ahora, para acabar, quiero hacer una simple mención al incendio ocurrido hace días en Gibraltar, y que causo algunos trastornos a William Hill (que podéis ver en diversos medios como éste, por ejemplo, http://www.elcomercio.es/rc/20140420/mas-actualidad/nacional/sofocado-incendio-dejado-suministro-20140420175443.html).
Primero Lbapuestas “cierra el chiringuito” y luego William Hill se “chamusca”; curiosamente, las que yo considero (por lo que habéis visto en este blog) las dos peores casas de apuestas. Parece que Dios va dando, poco a poco, a cada uno lo que se merece; veamos lo que depara a Goldenpark, la tercera de la lista.

Como siempre digo, no es bueno alegrarse del mal ajeno, pero sí que es reconfortante para el justo ver como quien hace el mal, paga (aunque sea mínimamente) por ello.

Ya me despido recordándoos que tengáis mucho cuidado con las casas de apuestas.

6 comentarios:

  1. sobre lo de que william hill se chamusca...el fuego es algo purificador y borra muchos pecados aparte de que se cobra el seguro, pero eso es para gente mal pensada.

    Invirtiendo ese razonamiento, cualquier malpensado (no es mi caso, por supuesto) podría decir que prefiere a los jugadores impulsivos, que apuestan a deportes de masas, con pronósticos simples (1, X ó 2) de los que no requieren pensar demasiado y por supuesto números redondos (100 ó 200 euros, sin “mariconadas”)

    No eres mal pensado, eres realista. En mi curro los que mas pasta dejan son lo que con 10 euros pretenden ganar 5000, ojo que alguno hay que la engancha. Los clientes que mas pasta nos cobran son aquellos que juegan a deportes minoritarios. Por ponerte un ejemplo tengo un cliente que me las engancha al badminton, otro que me las engancha a la liga americana de baseball y en un salon de santiago un cliente engancho al baseball una de 45.000 lereles. Es cuestion de estadistica y metodo.
    En presencial no permitimos cantidades decimales en las apuestas.

    ResponderEliminar
  2. Lo del fuego lo no está mal tirado, es como si arde tu coche en el garaje justo después de ganar tu único Gran Premio de la temporada. Sospechosamente oportuno.

    No permitir apostar con decimales me parece correcto.

    Lo extraño es que permitas apostar con decimales, como Goldenpark, y si alguien lo hace, lo echas.

    Nadie les obliga a permitir céntimos, ni a ofrecer hándicaps, o deportes minoritarios, pero si los ofrecen, es bastante absurdo expulsar a la gente que apuesta así.

    Es evidente que quien apuesta a deportes minoritarios, suele ser alguien más analítico, pero si a Goldenpark le molesta, lo lógico es que no lo ofrezca.

    Es que eso de como apuestas a voleibol te expulso, como apuestas con céntimos te expulso,..., es una estupidez.

    ResponderEliminar
  3. Goldenpark. Calla que me da la risa. Prefiero no escribir lo que pienso de estos sujetos. Imaginad lo que queráis y os estaréis quedando cortos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay casas de apuestas buenas, pero, como dices, Goldenpark es de lo peor.

      Eliminar
  4. Stanjames y ahora Goldenpark, fueron las primeras en limitarme. Primero en las .com y ahora en las .es.
    Para acabar hechandome.
    La mayoria de las .es te limitan, pero esta casa es lo peor.

    Te dicen en un mensaje que esto es una casa de ocio para la diversion. jaja. Que quieren decir!!
    Que si ganas no te diviertes...
    Que sean claros y digan que solo quieren jugadores perdedores, que los ludopatas son bien recibidos.

    Puura peste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de las más rápidas en limitar y cerrar, totalmente de acuerdo.

      Está muy cerca de Sportium y William Hill como las peores casas.

      Eliminar

Gracias por leer mi blog.

Si te ha gustado, o si quieres aclarar algo, puedes dejar un comentario.

Procura que el comentario no contenga insultos, para que supere la "moderación de comentarios"