lunes, 17 de febrero de 2014

Cobrar en Betfair es posible

De vez en cuando en este blog también hablamos de temas agradables, para los jugadores obviamente, porque a las casas de apuestas seguro que no les resulta precisamente grato.

En este caso un jugador ha conseguido cobrar, tras la pertinente reclamación ante la DGOJ, el dinero que había ganado apostando, y que Betfair se negaba a pagarle. Y este jugador ha tenido el detalle de venir a compartir las buenas noticias.

Si la regulación del sector del juego ha supuesto un evidente empeoramiento generalizado en la calidad del servicio ofertado por las casas de apuestas, quizás una de las que se ha visto más perjudicada por la entrada en vigor de la Ley del Juego, ha sido Betfair.

La prohibición de las apuestas cruzadas, ha convertido a la otrora casa de referencia en el sector, Betfair.COM, imprescindible para cualquier apostante, en una casa vulgar, de bajas cuotas y que, como tantas otras, ya no respeta las apuestas realizadas por sus jugadores.

Si ya es difícil encontrar a alguien que apueste en Betfair.ES, después de ver cómo trata a sus clientes, el futuro quizás no sea demasiado halagüeño para la filial española de esta gran casa, si no se enmienda..

Y, como siempre, cuando digo algo, me avalan las pruebas. En este caso ha sido uno los lectores del blog, llamémosle Rafael, quien me ha enviado las mismas, y me ha autorizado a publicar su caso (con la lógica edición de datos personales para preservar su anonimato).

Os paso a exponer, de forma resumida, lo ocurrido, puesto que os resultará muy familiar si habéis leído otros artículos. Es, por desgracia, la forma de actuar habitual de las casas de apuestas.

Un buen día Rafael decide realizar 4 apuestas en esta Betfair, en distintos partidos de fútbol. Las apuestas le reportarían, de resultar ganadoras, unos importantes beneficios, de 445 euros.
Betfair+anulacion+apuestas

Los partidos finalizan con un resultado favorable para Rafael, pero Betfair, decide, unilateralmente, no pagar las apuestas ganadoras.

Cuando Rafael les pide una explicación, le dicen que no se las van a pagar, aludiendo a esa cláusula, manifiestamente abusiva, que incluyen las Condiciones Generales de todas las casas de apuestas, que viene a decir que pueden hacer lo que quieran, cuando quieran.

En un alarde de “generosidad” le ofrecen la posibilidad de pagarle una cantidad ridícula; si las cuotas de todas las apuestas eran superiores a 7,50, las nuevas cuotas corregidas por Betfair serían inferiores a 1,25.

Rafael, desconcertado (como todo jugador que sufre este tipo de abusos por primera vez), busca respuestas en internet y al ver este modesto blog, acude a mí para pedirme consejo y ayuda, y yo le recomiendo que reclame ante la Dirección General de Ordenación del Juego, y le envío el modelo adecuado para que presente sus 4 reclamaciones.

Unas semanas más tarde, nuestro amigo Rafael, recibe una notificación de la DGOJ, diciéndole (en resumen) que Betfair.es, se la “envaina”, acepta la reclamación, y le paga la cantidad reclamada.

Betfair+rectificacion+apuestas



Parece que Betfair se une a las casas de apuestas que van teniendo medianamente claro en qué consiste prestar servicios de juego en un mercado regulado.

Me alegra saber que desde este modesto blog estamos contribuyendo, aunque sea mínimamente, en esta ardua labor pedagógica, además de cumplir con nuestro deber de ayudar al necesitado (de conocimientos, en este caso). 

A ver si, más pronto que tarde, las casas de apuestas dejan de cometer estas injusticias, y podemos hablar de un mercado regulado que funciona conforme a la Ley.

Como lo cortés no quita lo valiente, hay que reconocerle a Betfair que, al contrario de lo que ocurre con Luckia (comentado en el anterior artículo), considera que la ganancia es la diferencia entre el premio recibido y la cantidad pagada por la apuesta.
Si además de tener claro el concepto de ganancias, las pagase a su debido tiempo, sin necesidad de recurrir a la DGOJ, ya estaría más cerca de la perfección.


Para las que todavía no lo tienen claro (especialmente William Hill, Goldenpark y Cirsa), siempre nos queda la vía judicial, que, para reclamaciones de menos de 2000 euros, está exenta de tasas.
Yo estoy pensando en probarla con Cirsa, si no recupero mi dinero.



Ya me despido, recordándoos que tengáis cuidado con las casas de apuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leer mi blog.

Si te ha gustado, o si quieres aclarar algo, puedes dejar un comentario.

Procura que el comentario no contenga insultos, para que supere la "moderación de comentarios"