domingo, 21 de diciembre de 2014

¿Hay motivos para la esperanza?

No es fácil responder a esta pregunta, pero en este período de espera, mientras vemos como evolucionan las distintas iniciativas judiciales que están en marcha, y llegados a esta época del año, he decidido realizar un breve balance, reflexionando sobre la situación del sector.

Es obvio que la actuación de la Dirección General de Ordenación del Juego ha resultado decepcionante, y no ha estado a la altura de lo que se esperaba de ella, ni ha ejercido diligentemente las funciones que la propia ley del juego le reserva.

No obstante, creo que es bueno recordar que, en ocasiones, se han conseguido resultados favorables para los apostantes que han reclamado por vía administrativa ante la esta DGOJ. No por resoluciones de la misma (como debería haber sido) sino por iniciativa de las propias casas de apuestas, que, al ver las reclamaciones, han decidido pagar, para archivar el procedimiento. Por ello, nunca hay que descartar presentar una reclamación administrativa, que es gratuita, y no impide acudir posteriormente a la vía judicial, si fuese necesario.

Aquí os recuerdo 5 ejemplos:

Lbapuestas (antes de huir) pagó a un cliente más de 1.700 euros >aquí<.
 
William Hill me pagó varios cientos de euros >aquí< y >aquí<. 

Betfair pagó a un cliente más de 400 euros >aquí<.
 
Bet365 me pagó una cantidad importante  >aquí<

La vía administrativa no se ha mostrado tan efectiva como debiera, y por eso ha llegado el momento de acudir a la vía judicial (individualmente, y con cierta ayuda como contaré cuando pueda) confiando en que los jueces solucionen el grave problema propiciado o, al menos, consentido, por la indolencia de la DGOJ.

Si bien es cierto que hay que acudir a los tribunales por necesidad (ante la falta de respuesta del Regulador), éste no es ni mucho menos un recurso a la desesperada o con escasas posibilidades de prosperar, sino que hay indicios para pensar que puede ser una alternativa perfectamente válida para acabar con la impunidad que disfrutan (casi) todas las casas de apuestas. 
Estas casas no son, precisamente, caritativas por naturaleza, así que si deciden pagar al ver los fundamentos jurídicos de la reclamación administrativa (que saben que no les acarreará problema alguno, debido al “talante” del Director General), tal vez sea para evitar que una demanda similar llegue al juzgado correspondiente. La renuncia de otras dos casas (como luego veremos) a presentarse a juicio, podría avalar esta teoría.

Y es que, frente a ese “lo pone en las condiciones y punto”, esgrimido por las casas de apuestas como único argumento para anular o modificar a su antojo apuestas correctamente formalizadas, hay argumentos legales suficientes para discutir y, probablemente, desacreditar tan burda explicación, por lo que es comprensible que muchas casas prefieran evitar la confrontación ante un juez.

El Código Civil, la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, la Ley del Juego y su normativa de desarrollo,…, parecen incompatibles con estas prácticas, manifiestamente abusivas, de las bookies.  
De no cumplirse la normativa vigente en España actualmente, se generaría una absoluta inseguridad jurídica para el apostante, que, en la práctica, convertiría cada apuesta en un contrato que genera obligaciones (sin derecho alguno) para el apostante, y derechos (sin obligación alguna) para la casa de apuestas; algo que espero que ningún juez consienta.

Aunque disponía de más casos para denunciar, decidí presentar inicialmente solo 4 demandas, ya que me perecían suficientes para conocer la opinión de los jueces respecto a estas anulaciones (y modificaciones) arbitrarias de apuestas, practicadas por las bookies.
 
Juegging, Luckia y Sportium (en dos ocasiones) han sido las elegidas como demandadas, aunque finalmente parece que todo se va a reducir a un “1 contra 1” entre Sportium y yo (y nuestros respectivos abogados), tras haber rehusado el enfrentamiento las dos primeras.

Juegging, de forma más elegante, llamándome para disculparse por el “malentendido” y abonando las ganancias que me correspondían, más los intereses legales generados, sin necesidad de celebrar el juicio.

Luckia, demostrando su total desconsideración por el cliente y la juez, sin acudir al juicio programado, algo que espero valore adecuadamente la magistrada a la hora de dictar sentencia. Probablemente tendrá que pagar las ganancias más los intereses, y como obsequio navideño, recibiría, además, la buena publicidad que supone la difusión de una sentencia condenatoria firme por no pagar a los clientes, el “sueño” de toda  casa de apuestas.
Viendo el irracional comportamiento de los dirigentes de algunas bookies, uno se pregunta cómo han podido llegar hasta donde están. Supongo que tener influencia y contactos en determinados estamentos de poder, puede llegar a pesar que la inteligencia y la creatividad

Y ya solo quedan las dos demandas contra Sportium, cuyos juicios, como hemos visto, se celebrarán en Vigo (y no en Barcelona como pretendía la casita de apuestas), lo que ya es un buen comienzo; y llegar con un par de precedentes favorables, tampoco sería mala señal.
Si Dios quiere y se resuelven favorablemente como las dos primeras demandas, las casas de apuestas “.es” van a tener que replantearse seriamente su negocio.

Incluso alguna bookie podría ver en este “inconveniente” una oportunidad para diferenciarse de la competencia, anticipándose a lo inevitable. Pero no lo creo, no tienen talento para ello.
En España faltan casas de apuestas serias, y sobran chiringuitos; a ver si pronto invertimos la proporción.

2015 promete ser un año interesante. Y quizás haya alguna novedad más, pero no quiero anticiparme a los acontecimientos.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Sportium alejándose de su ansiada impunidad

Esta mañana he recibido una notificación, respecto al escrito presentado por Sportium para demorar un juicio verbal que estaba previsto inicialmente para el día 29 de octubre.
Ahora que la juez ya ha tomado una decisión al respecto, os puedo explicar detalladamente en qué consistía dicho escrito.

Se trataba de una declinatoria por falta de competencia territorial, es decir, que Cirsa pretendía que el juicio, por anular, unilateralmente y sin mi consentimiento, mis apuestas, no se celebrase en Vigo (mi ciudad), sino en Barcelona.
Sí, como leéis, la desfachatez de estos individuos no tiene límites: son ellos los que me anulan inopinadamente las apuestas, y pretenden que sea yo el que tenga que recorrer 2000 kilómetros para reclamar. La depravación moral de algunos sujetos no deja de sorprenderme.

Os voy a recordar, brevemente, la historia completa, porque es un auténtico despropósito, digno de una casita de apuestas con delirios de grandeza, como la que nos ocupa.

Yo realicé ocho apuestas en Cirsa.es, correctamente formalizadas, inscritas en el registro y con su correspondiente resguardo.

Cirsa.es decide, arbitrariamente, anular dichas apuestas, que finalmente resultarían ganadoras.

Cirsa Digital S.A.U. prestaba servicios inicialmente a través de Cirsa.es, y, desde finales del año pasado, lo hace en su nueva web, Sportium.es. Es la misma empresa y presta servicios con la misma licencia de juego.

Presenté la correspondiente demanda en el juzgado de Vigo el pasado mes de junio. Como Sportium dispone de varios locales de apuestas deportivas en mi ciudad, decidí hacerlo constar en la demanda (aunque no era estrictamente necesario, y al final solo ha servido para demorar el proceso).

El juzgado procedió a notificar la citación para el juicio en uno de estos locales, que recibió dicha notificación (dirigida a Cirsa Digital S.A.U.) sin problema alguno.

Y entonces es cuando Cirsa presenta la mencionada declinatoria, en la que alega “de todo”.

No os voy a aburrir con las 5 hojas de la absurda declinatoria, ni con el certero documento elaborado por mi abogado para desmontar cada una de sus ridículas alegaciones. Solo me gustaría destacar que, cuando lees ambos documentos, da la impresión de ser la declinatoria escrita por un niño y la respuesta de un adulto; solo les ha faltado alegar que yo había matado a Manolete. Algún día, si tengo tiempo, le dedicaré un especial a esta declinatoria. 

La juez, con buen criterio (el mismo que la fiscalía), ha desestimado dicha declinatoria, y ha dejado claro que el juicio se celebrará en Vigo. Muchas gracias a la juez.

Así, la cláusula nº 20 del pliego de condiciones generales, de sumisión expresa a los tribunales de la ciudad de Barcelona, no es aplicable, y espero que no sea la única (art. 54 de la LEC y art. 90 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias).

Resulta que los Términos y Condiciones de Cirsa no son “sagrados”. ¡Qué disgusto se va a llevar Manuel (Lao Hernández) cuando se lo cuenten! Y lo que le queda por ver.

Como curiosidad, he de decir que esta cláusula es especialmente extraña, ya que remite a los tribunales de la ciudad de Barcelona, cuando no es la ciudad de la demandada (Terrasa), ni del demandante (Vigo, en este caso), ni la del cumplimiento de la obligación.
Ya puestos podían haber remitido a los tribunales de Acapulco, para darle un toque más exótico; jurídicamente tendría la misma validez, ninguna. 

Estos individuos de Cirsa, que ya han conseguido comp…, perdón, convencer a la Dirección General de Ordenación del Juego para que “mire para otro lado”, dejando a los apostantes en la más vergonzante desprotección administrativa (inaceptable tras una regulación del sector cuyo principal objetivo era, supuestamente, la defensa y protección de los participantes), ahora pretendían dejarnos, en la práctica, también sin la adecuada protección judicial, para que ellos pudiesen disfrutar así de una impunidad absoluta. 
De esta forma, esas ganancias de 100, 150, 200 euros,…, que no pagasen a apostantes de Lugo, Almería, Toledo,…, jamás serían reclamadas judicialmente, si el afectado tuviese que afrontar (además de otros eventuales costes) un desplazamiento hasta Barcelona, ya que “les costaría más el collar que el perro”.
¡Pues va a ser que no! Cualquier cliente que padezca un abuso similar, podrá reclamar en su ciudad, como manda la ley.

Esto es solo un pequeño paso, que ahora espero que sea complementado con una sentencia condenatoria (firme, por razón de su cuantía) para que Cirsa asuma la realidad. Pero vayamos paso a paso, partido a partido como diría aquel entrenador; ya os iré contando.

Ya solo falta que se fije una nueva fecha para el juicio. Supongo que pronto conoceré al abogado de PricewaterhouseCoopers que se pasa, de vez en cuando, por el blog.
Me gusta que Cirsa no escatime en abogados, a pesar de tratarse de un simple juicio verbal. Lo tomaré como una señal de que no voy mal encaminado en mis reclamaciones.

El modelo de negocio que pretende implantar Cirsa, basado en: 
-si el cliente pierde, me quedo con su dinero (algo lógico y normal),
-si el cliente gana, me quedo con sus ganancias (no lo digo por decir, es algo que me ha sucedido en numerosas ocasiones  y que ya está denunciado),
no es justo, ni honesto, ni aceptable en un estado de derecho, así que será mejor que se replanteen su estrategia de futuro.

¿El margen de beneficio de entre el 7-8 % que les dejaría el negocio de las apuestas, si fuesen auténticos profesionales, no les parece suficiente? Pues, antes de “inflar” esos beneficios con ganancias impagadas que se le pueden reclamar judicialmente en cualquier punto de España, tal vez deberían valorar el abandono del mercado español de las apuestas (como sus “amiguitos” de Lbapuestas), para centrarse en el lucrativo y sencillo negocio de las tragaperras, más acorde con su escasa (o nula) capacidad para prestar un servicio de calidad.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Jugando al límite (Modelo de Juego en España)


Hace unos días me escribió un lector del blog (Juan), contándome lo que le había ocurrido en una casa de apuestas, que bien podría ilustrar lo que está sucediendo en el sector en España tras la (supuesta) regulación, y que me va a permitir reflexionar sobre el tema.

De momento, me limitaré a exponer brevemente el caso, y cuando disponga de toda la información, probablemente, le dedique un artículo propio.

Juan, en menos de dos meses, ingresó, y perdió, en la casa de apuestas más de 23.000 euros.

En ningún momento, la casa de apuestas hizo nada para impedirlo, ni tan siquiera advirtió al cliente de la dinámica de pérdidas crecientes en que estaba inmerso.

Precisamente, ésta es una de las casas que limita con mayor rapidez (si intuye que tienes un perfil ganador), como demuestra el hecho de que a mí me limitó tras haber realizado una sola apuesta, sí, solo una. Contrasta esta celeridad para limitarme, con la pasividad exhibida ante la conducta, manifiestamente adictiva, de Juan.

También quiero apuntar que las casas de apuestas hacen unos esfuerzos increíbles para detectar a cualquier jugador “ganador”, para limitarlo y/o expulsarlo, y algunas incluso lo reconocen abiertamente, como se puede leer >aquí<  (aclaro que la casa de éste artículo NO es la casa donde ha tenido problemas Juan), por lo que es evidente que disponen de medios técnicos para detectar las tendencias de cualquier jugador, pero solo actúan para limitar a los jugadores ganadores, y no a los perdedores.

Juan me asegura que no recuerda haber solicitado un aumento de los límites establecidos por defecto (600 €/diarios, 1500 €/semanales y 3000 €/mensuales [*]), pero que en su cuenta se ha aumentado el límite de ingresos hasta “sin límite”. (Este es el punto que quiero aclarar antes de dedicarle un artículo propio al caso, pero que a la hora de plantear mi reflexión no es especialmente relevante).
 
Y no es extraño que no lo recuerde, ya que para aumentar los límites de depósito en esa casa hasta “sin límite”, lo único que hay que hacer es contestar a 1 sola pregunta.
Ni siquiera tienes que detenerte a contestar las 10 preguntas del test exigido por la DGOJ, te hacen una pregunta final, a la que hay que contestar que no, simplemente, y ya has autorizado el incremento de límite. 
Actualmente Juan, consciente de sus problemas, se encuentra autoexcluido del juego, aunque el daño ya está hecho.


En fin, vamos a lo importante. Yo me preguntó, ¿qué sentido tiene permitir ingresos ilimitados en una casa de apuestas? ¿Y, de consentirlo,  qué sentido tiene hacerlo sin exigir unos requisitos más estrictos al solicitante?

En el contexto actual, en el que las casas de apuestas españolas:
- cuando un jugador gana, le limitan o expulsan,
- cuando un jugador pierde, no toman medida alguna,
no tiene sentido permitir depósitos ilimitados, ya que son, necesariamente, sinónimo de pérdidas ilimitadas.
Si las casas no permiten ganancias ilimitadas, permitir ingresos ilimitados supone un riesgo evidente, e innecesario, para los apostantes, que habría que evitar, estableciendo un máximo o, al menos, unos controles más estrictos para los clientes que lo soliciten.

Y ésta no es solo una opinión basada en la avaricia desmedida (más allá del lícito afán de lucro de una empresa privada) que rige la actuación de las casas de apuestas, sino que, con la regulación española actual y atendiendo a las recomendaciones de la Unión Europea, tampoco tiene sentido permitir ingresar ilimitadamente con esa facilidad. 

1.- La Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, que se promulga para regular el sector, tiene como principal finalidad la protección de los participantes y evitar los efectos perniciosos del juego, como expone reiteradamente en su preámbulo, y dedica un artículo, el número 8, a la “la protección de los consumidores y políticas de juego responsable”.


2.- Dicho artículo es textualmente citado en la Estrategia de Juego Responsable en Españaelaborada por la Dirección General de Ordenación del Juego, y que las casas de apuestas, por lo visto, no tienen intención de cumplir. Está publicada en su página web (aquí), y estos son los párrafos más significativos:

El factor más importante de riesgo asociado al juego es que […] suponga un gasto superior al que la persona se puede permitir o se había planteado inicialmente”.

“La aprobación de la Ley 13/2011 supone un hito en cuanto al tratamiento del juego responsable en un enfoque global y comprensivo del fenómeno. La Ley se refiere en su artículo 8 a la protección de los consumidores y políticas de juego responsable, estableciendo:
[…]Los operadores de juego deberán elaborar un plan de medidas en relación con la mitigación de los posibles efectos perjudiciales que pueda producir el juego sobre las personas e incorporarán las reglas básicas de política del juego responsable, […] promocionando actitudes de juego moderado, no compulsivo y responsable.”

Una política de juego responsable es el conjunto de políticas, programas y/o prácticas que reducen al máximo la posibilidad de que la gente se perjudique a sí mismo o a otros, […] gastando demasiado dinero en el juego”.


3.- La Unión Europea, como ya hemos tratado en el blog, también ha expresado en varias ocasiones su preocupación por este sector, como por ejemplo en este informe, que podéis leer íntegro en su página web > aquí <, y del que cito, textualmente, los fragmentos que considero más relevantes:

“Pide a la Comisión que incluya en su Recomendación la obligación de que los operadores de juegos de azar promuevan activamente el uso de autolimitaciones en el momento de registrarse, así como en el caso de pérdidas repetidas”. 

miércoles, 29 de octubre de 2014

Sportium, ¿evasivo o evasor?

Hoy, 29 de octubre, era el día previsto para mi primer juicio contra Cirsa/Sportium, pero esta casita de apuestas ha presentado un escrito para “ganar tiempo”, y aplazar la fecha.
El documento en sí (que ahora estudia mi abogado para responder) no tiene desperdicio, y espero poder analizarlo en un próximo artículo.

Es curioso, ya que cuando su Servicio de Atención al Cliente te responde, se muestran absolutamente seguros de que, por la mera inclusión de una cláusula abusiva en sus Términos y Condiciones, pueden hacer, literalmente, lo que les dé la gana, pero ahora que llega el momento de explicárselo a un juez, se muestran evasivos, y prefieren demorar el proceso.

Yo soy un hombre paciente y, aunque ellos no lo sepan aún, el tiempo corre en su contra.

Supongo que a Cirsa y a su fundador y presidente Manuel Lao Hernández, no les gustan demasiado los tribunales.

Tal vez a Manuel, andaluz afincado en Terrasa, le trae malos recuerdos tras su paso por la Audiencia Nacional hace un par de años. Es un hombre muy influyente, y no resulta fácil encontrar demasiada información al respecto, especialmente en medios catalanes, pero aquí os dejo un par de artículos donde se le señala como uno de los (presuntos) evasores de capital que aparecían en la conocida como “Lista Falciani”, elaborada gracias a la información aportada por el banquero suizo del mismo nombre; y no solo él, también aparecerían su hermano Juan y la esposa de éste. 
Quizás Manuel sea de los que piensa que “la familia que evade unida, permanece unida”.

En >ElPaís< o >20minutos< podéis leer un poco más acerca de estos hechos, aunque la cantidad evadida no ha trascendido, y tampoco se conoce la cifra pagada para llegar a un acuerdo y archivar el caso.

sábado, 11 de octubre de 2014

Sportium incumpliendo la ley (como de costumbre)

Empiezo a creer que lo de Sportium es casi patológico, ¿acaso no duermen pensando en qué ley/reglamento/precepto moral/… van a incumplir al día siguiente?

No sé si esto tendrá tratamiento ambulatorio o requerirá internamiento, pero, como diría el poeta, tendrían que “hacérselo mirar”. (Claro que lo de la Dirección General de Ordenación del Juego consintiéndoselo absolutamente todo, también es preocupante).

Tras haberse ciscado en sus propias reglas (como hemos visto en el post anterior), ahora vuelve a tocar infringir la Orden EHA/3080/2011, de 8 de noviembre, por la que se aprueba la reglamentación básica de las apuestas deportivas de contrapartida (elaborada por nuestro Ministerio de Hacienda, en cumplimiento de los dispuesto en el artículo 5 de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego):

domingo, 5 de octubre de 2014

Sportium, dime de qué presumes y te diré de qué careces

Para celebrar que esta semana ya he presentado la segunda demanda contra esta casita de apuestas (bueno, la ha presentado mi procuradora como es preceptivo debido a la cantidad reclamada), voy a escribir otro nuevo artículo sobre las “virtudes” de  Sportium.

Parece que Sportium ha decidido que esta temporada sea la de su “consagración”, con una ambiciosa estrategia publicitaria cuyo principal exponente es el patrocinio de la Liga de Fútbol Profesional del que alardea en su web; además intenta dar imagen de casa “grande”, que no limita las cuentas de sus jugadores, que permite ganar premios millonarios,…, pero ¿cuál es la realidad?

Obviamente una muy distinta a la que pretenden proyectar sus anuncios (y la caterva de paniaguados que tienen incordiando por la red). Ya lo dice el refrán “dime de qué presumes y te diré de qué careces”, algo que se cumple a rajatabla en el caso de Sportium, como veremos a continuación.

Respecto a las limitaciones de los jugadores ganadores, que Sportium se niega a reconocer, existen, como demuestra el hecho de que me han limitado la cuenta al máximo (igual que a otros clientes). 

Desde mediados del mes de mayo solo he podido apostar céntimos (50 ó 60), y eso cuando me dejaban apostar, puesto que rechazaban el 70-75% de las apuestas que intentaba, la mayoría de ellas directamente sin enviar tan siquiera al trader (supongo que para ver si me iba voluntariamente).
Y desde el mes de julio, ya no he podido realizar apuesta alguna, ni de 50 céntimos, por lo que me puedo considerar limitado a cero euros, así que, no solo limitan, sino que son el operador que más limita.

Tengo más de 100 videos y capturas, pero solo pondré un par de ejemplos para no saturar el blog.
sportium limitación personal
Vemos, en la primera apuesta, que ni siquiera me han permitido apostar en un partido donde la ganancia neta era de ¡¡ 3 céntimos !! 

martes, 9 de septiembre de 2014

Cuenta atrás para el juicio de Cirsa (Sportium)


Esta vez espero que no haya quejas por la extensión del artículo, ya que solo se trata de un breve anuncio.

A mí me gusta comprobar, de vez en cuando, los datos de Analytics de mi blog, y ayer (lunes) me llamó la atención ver que los chicos de Cirsa/Sportium habían iniciado 8 sesiones en mi blog, desde varios dominios, con varias páginas vistas en cada sesión, lo que está muy por encima su actividad habitual.
ley del juego cirsa sportium datos

Al visitar su web, pude comprobar que, desgraciadamente, no había sido para corregir su discutible estrategia de autopromoción (tratada ampliamente en artículos anteriores), así que su hiperactividad no podía obedecer a esa razón.

Y pienso que esta mañana la cartera ha podido resolver este misterio. La demanda presentada contra Cirsa ha sido admitida a trámite y ya se ha fijado fecha para el juicio, a finales de octubre, por lo que, en condiciones normales, para noviembre ya debería haber sentencia definitiva. Esto podría explicar la inquietud de esta casa de apuestas.

Confío en que los jueces hagan justicia, y conviertan, por fin, el sector del juego en algo realmente seguro.  

Entre los resultados del Casino de La Toja, y los próximos juicios (sí, serán varios) que les esperan en Vigo, creo que los muchachos de Cirsa no se van a tener un buen recuerdo de esta provincia.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Sportium sigue engañando a sus clientes

Sportium (Cirsa Digital SAU) se sabe sobreprotegida, y por eso no le importa sobrepasar los límites de la decencia, la moral, e, incluso de la legalidad, si lo considerase necesario; espero que se sobreentienda lo que quiero decir.

Y mientras Sportium hace todo esto, casualmente (o no tan casualmente), la Dirección General de Ordenación del Juego mira para otro lado,..., como de costumbre.

Hay muchos temas de los que  no puedo escribir, o más bien no debo, para no interferir en asuntos legales. Pero, sin embargo, gracias a la desfachatez de esta casa de apuestas siempre hay algún tema interesante que tratar.

Han visto que les ha ido bien durante el Mundial ENGAÑANDO a la gente con sus ofertas y cuotas mejoradas falsas, que hemos visto detalladamente en el artículo anterior, y han decidido continuar.

Voy a subir muchos videos y capturas (he editado la entrada porque con tantos videos y capturas tardaba demasiado en cargar), de varios días, de diversos partidos,…, para desmontar cada una de las eventuales excusas que pudiese utilizar cualquier paniaguado de Cirsa para defender el despreciable comportamiento de esta casa de apuestas, y para demostrar que se trata de una estrategia perfectamente diseñada para inducir a apostar con engaño.

lunes, 4 de agosto de 2014

Sportium, escándalo Mundial

Hace unas semanas se ofrecía una gran apuesta para los cuartos de final del Mundial de Fútbol Brasil 2014 en Sportium.

Francia, Brasil y Alemania todos ganarán a cuota 9,50

Accesible (además de a través del menú tradicional) desde “Enlaces rápidos” (mejor no perder el tiempo cuando se trata de apuestas tan interesantes), estaba en la sección “Sportium recomienda” (¡qué cachondos!, encima la recomiendan), en el apartado “Cuotas mejoradas” (claro, esa cuota la podéis mejorar todo lo que queráis, ¿verdad?).

Si algún cliente confiado lee esta recomendación expresa de la casa, y ve que han aumentado (supuestamente) la cuota de 8,23 a 9,50, puede que se sienta inclinado a realizar esta apuesta.
Al fin y al cabo, Brasil, Francia y Alemania son 3 de las selecciones favoritas, de prestigio y campeonas del mundo, así que si se paga a cuota superior a 9 es una auténtica tentación.

martes, 10 de junio de 2014

No habrá paz para los malvados… de Sportium

Este título, de la película dirigida por Enrique Urbizu, bien podría describir lo que espera a los chicos de Sportium, si la Administración de Justicia así lo quiere.

Tras comprobar la absoluta inoperancia de la Dirección General de Ordenación del Juego, ha llegado el momento de comprobar si por vía judicial se puede acabar con las irregularidades que comenten impunemente, hasta el momento, la mayoría de las casas de apuestas en nuestro país.

Yo ya he presentado ayer, 9 de junio, mi primera demanda contra Sportium.

Y no será la última que presente, ni el último operador que tenga que comparecer ante un juez, puesto que quiero MI dinero, TODO mi dinero, con sus correspondientes intereses legales; no solo por mí, sino también para que las casas de apuestas aprendan que han de respetar la Ley del Juego y todas las demás leyes vigentes en nuestro país, lo que redundará en beneficio de todos los apostantes.

martes, 13 de mayo de 2014

El declive de Luckia (II): Con ruedas y a lo loco

(Actualización: Luckia ha sido condenada (sentencia FIRME) por estos hechos. Más información en este post: www.leydeljuego.es/2014/12/luckia-condenada-por-anular-apuestas.html)

“Con ruedas y a lo loco” es como debería llamarse la sección de Deportes del Motor de Luckia.es, ya que lo que ofrece no son apuestas de Formula 1, sino un espectáculo ridículo y (casi) cómico, si lo contemplas como espectador, y ofensivo e inadmisible, si lo padeces como cliente.

Lo ocurrido en las tres últimas carreras de Formula 1 es digno de ser estudiado como paradigma de la mala gestión de una casa de apuestas y de un pésimo Servicio de Atención al Cliente.
Y, antes de comenzar con la exposición de los hechos, quiero resaltar que la gravedad de los mismos es mayor, si cabe, por tratarse de eventos de primer nivel mundial, como los Grandes Premios del Mundial de Formula 1.
Prefiero no pensar en lo que puede ocurrir en eventos de poca trascendencia y popularidad, aunque me lo imagino.

sábado, 10 de mayo de 2014

El declive de Luckia (I): ¿quién te ha visto y quién te ve?

Carta abierta a José González Fuentes (Egasa/Luckia)

Estimado José González Fuentes (permítame que comience así, ya que, paradójicamente, es de esta forma como suelen comenzar los emails enviados por las casas de apuestas, tras cometer actos que evidencian poca estima y respeto por sus clientes):

Créame cuando le digo que no es plato de gusto para mí escribir esta carta, porque usted no es típico gibraltareño sin escrúpulos que viene a rapiñar unos euros a cualquier precio, pero no por ello seré más condescendiente, puesto que, siendo justo y objetivo, su actuación, como veremos en estos dos artículos, no merece indulgencia.

domingo, 27 de abril de 2014

Goldenpark: No es país para decimales… (ni para mentirosos)

Como todos sabéis las casas de apuestas “.es”, limitan y cierran cuentas a su antojo, y sin dar ningún tipo de explicación, por lo que, para intentar averiguar algo, hay que intentar conseguir información por medio de reclamaciones o quejas presentadas ante organismos oficiales, para ver si a ellos les responden.

Yo, por ejemplo, tengo las cuentas limitadas en numerosas casas, y cerrada en una de ellas, Goldenpark (la Stan James española, para entendernos), así que decidí reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos, para ver qué respondían.
(El motivo por el que recurro a este organismo y no a la Dirección General de Ordenación del Juego, merece un artículo aparte).

miércoles, 16 de abril de 2014

Estudiar derecho en Barcelona

La verdad es que, teniendo en cuenta la falta de laboriosidad y eficacia mostrada por la Dirección General de Ordenación del Juego a lo largo de estos últimos dos años, en los que hemos podido “disfrutar” de las nefastas consecuencias de la pésima (des)regulación del sector del juego en nuestro país, la vía judicial va ganando enteros como la más apropiada para hacer valer nuestros derechos.

Pero a la hora de reclamar nuestras ganancias en el juzgado, a diferencia de lo que ocurría en la vía administrativa, vamos a necesitar un abogado (salvo en el caso de reclamaciones inferiores a 2000 euros en las que no es obligatorio ir asistido por un letrado, aunque sí que es conveniente).

De hecho, si no hay cambios en la DGOJ y esta situación se prolonga durante mucho tiempo, incluso habría que valorar la posibilidad de estudiar esta carrera (porque trabajo no iba a faltar).
Y, en realidad, no es una idea tan descabellada, especialmente si residís (o tenéis pensado residir en un futuro próximo) en Barcelona.

En esta provincia (además de tener su sede Sportium, o Cirsa Digital SAU, a la que aprovecho para saludar antes de nuestra próxima cita en el Juzgado), se encuentra la Universidad Abat Oliva CEU, donde podréis cursar la Licenciatura de Derecho, que se puede complementar con dos itinerarios optativos de especialización, que os permitirán obtener una segunda licenciatura (Periodismo o Ciencias Políticas y de la Administración).

Así que, si queréis estudiar Derecho en Barcelona, el Campus Bellesguard, situado en la calle del mismo nombre de la Ciudad Condal,  es una magnífica alternativa, ya que además de recibir una formación de calidad, tendréis la oportunidad de realizar prácticas en las empresas, despachos e instituciones más prestigiosas de la capital catalana.

viernes, 21 de marzo de 2014

Lbapuestas se va (ya estaba tardando)

Esta es la primera buena noticia que recibimos los jugadores españoles tras la entrada en vigor de la Ley del Juego.

Que nadie malinterprete este artículo, puesto que yo no me alegro del mal ajeno, pero si me alegro de ver que “quien la hace, la paga” (algo infrecuente en este país), y ya era hora de que LBapuestas empezase a pagar por sus pecados, que son muchos y muy variados.

Una de las peores casas de apuestas, Lbapuestas, abandona, por fin, España. Este engendro creado por Ladbrokes para prestar servicios  en el mercado español, pone fin a casi dos años de andadura, plagada de irregularidades y nefastas prácticas (comunes a otros muchos operadores, por cierto), algunas de ellas publicadas en este blog, y de las que os dejo una breve muestra:


Al menos, ya podré decir que he “sobrevivido” a una de estas casas de apuestas, puesto que mi modesto blog, si Dios quiere, el día 24 de marzo, seguirá operativo. Esta incómoda voz seguirá clamando en este desierto de internet, aunque Lbapuestas ya no escuche.

En su despedida no ha podido evitar estar a la altura (o bajura) de su comportamiento durante la estancia en nuestro país. Se va por la puerta de atrás, dejando una nueva muestra de su “clase y señorío”, enviando un escueto email, solo 4 días de su retirada, cuando la decisión ya se había tomado, con toda probabilidad, con anterioridad.
El día 19 de marzo, al igual que otros clientes, recibí este email, anunciando que el día 23 a las 23:59 va dejar de prestar servicios en España:
 lbapuestas+abandona+españa
Una decisión de esta índole no se toma repentinamente, sino que, con toda seguridad, ha sido muy meditada ya que habrán tenido que valorar detenidamente los pros y contras de la misma. Ya hace tiempo que se rumoreaba la posible “huida” de esta casa de apuestas, pero el operador no ha informado a sus usuarios hasta el día 19, con el consiguiente perjuicio que ello causa. ¿Por qué no han advertido con antelación a sus clientes, para evitar que apostasen a largo plazo?

El hecho de permitir a los jugadores realizar apuestas cuyo vencimiento era posterior a la fecha de “cierre” de la Lbapuestas, anulando ahora sin más todas las apuestas pendientes, provoca un grave daño a muchos apostantes.

Por ejemplo, si yo hubiese apostado a que Rosberg ganaba el campeonato del Mundo de Formula 1, hace semanas o meses se pagaba a cuota muy alta (hasta 23 en algunas casas), pero hoy se paga a cuota 3,5. La diferencia es muy  notable, y si a mí me anulan esa apuesta, y tengo que hacerla hoy de nuevo, mi beneficio potencial se reducirá drásticamente.
O si hubiese apostado a que el Real Madrid ganaba la Liga BBVA, o que el Bayern ganaba la Bundesliga,… Cualquier apuesta que tenga “bien encarrilada”, y que me anulen, me perjudicará gravemente.

Pero a Lbapuestas (como a la mayoría de las casas) sus clientes no le importan absolutamente nada, y una vez más queda patente.
Eso sin tener en cuenta que, si no me fallan mis informaciones, deja varios temas pendientes de resolución en la Dirección General de Ordenación del Juego.

Si se me permite el comentario ad hoc, casualmente, el día 20 de marzo, a las 11:20 aproximadamente, la cotización de la Ladbrokes no parecía digerir bien ésta y otras noticias de la desastrosa casa de apuestas.
En este cuadro (capturado en Bolsamania.com) se ve que las acciones bajaban casi un 6% diario, y consolidaban la tendencia bajista a largo plazo, con descensos de casi un 24% trimestral y de más del 41% anual (lo que contrasta con la tendencia general alcista de los mercados en el último año). Quizás estos datos deberían hacer reflexionar a algunos.
 cotizacion+ladbrokes
Esperemos que otras casas de apuestas tomen ejemplo y sigan el mismo camino, para poder decirles aquello de “tanta gloria lleves, como paz nos dejas”.

Por cierto, tras su renuncia a seguir operando en España, Lbapuestas señala discretamente al final de su breve comunicado a su "heredera" predilecta, Sportium, algo que no sé si beneficiará a esta última. Que una casa tan lamentable te recomiende como su sucesora, puede llegar a suponer un estigma más que una distinción.

lunes, 17 de marzo de 2014

La Ley del Juego no tiene quien la aplique: De mal en peor

¡Rey don Sancho, rey don Sancho!,   no digas que no te aviso,
que de dentro de Zamora    un alevoso ha salido;
llámase Vellido Dolfos,    hijo de Dolfos Vellido,
cuatro traiciones ha hecho,    y con esta serán cinco.
Si gran traidor fue el padre,    mayor traidor es el hijo.
Gritos dan en el real:    —¡A don Sancho han mal herido!
Muerto le ha Vellido Dolfos,    ¡gran traición ha cometido!
Desque le tuviera muerto,    metiose por un postigo,
por las calles de Zamora    va dando voces y gritos:
—Tiempo era, doña Urraca,    de cumplir lo prometido.

No os habéis equivocado de blog, pero es que desde el momento en que decidí escribir este artículo sobre el nuevo (ya tiene casi un año, pero muy poco uso) Director General de Ordenación del Juego, no han dejado de rondar por mi cabeza estos célebres versos del romancero sobre el Cerco de Zamora.

Y es que Carlos Hernández (o Carlitos, si lo preferís), puede considerarse el “hijo administrativo” de Enrique Alejo, que huyó como alma que lleva el diablo dejando vacante el cargo de Director General durante semanas. Y no para irse a una misión humanitaria o a para desempeñar una labor trascendente, sino para ocupar otra “poltrona” en RTVE. Inmerecida recompensa tras un año sin hacer nada relevante.

Durante esas semanas se rumoreó que el cargo había sido ofrecido a profesionales de reconocido prestigio, siendo rechazado por todos ellos. Finalmente el Subdirector General de Regulación del Juego asumió dicho puesto.

No es que yo esté en contra de la noble práctica de la promoción interna en la Administración, pero cuando se trata de un órgano administrativo manifiestamente ineficaz, este sistema de “sucesión”, hace que los vicios adquiridos se perpetúen en el tiempo.

Carlitos podía haber hecho las cosas bien o como siempre, y por lo visto ha decidido continuar dejando completamente de lado los intereses y la protección de los apostantes españoles, limitándose a elaborar informes, carentes de sentido y utilidad, que no reflejan ni afrontan los auténticos problemas de un sector.
Incapaz, junto a su antecesor, de tomar a lo largo de dos años ninguna medida para que apostar en España sea realmente (y no teóricamente) más seguro.

Quizás por pereza, quizás por ineptitud, quizás por haberse dejado seducir por cantos de sirenas gibraltareñas,..., las acciones encaminadas a proteger a los jugadores han brillado por su ausencia.
Y es que el empeño que pone nuestro Regulador en favorecer a las casas de apuestas (por acción u omisión), no resulta fácil de explicar, y, desde luego, es digno de mejor causa.

Parecía difícil superar el grado de cinismo e indiferencia del anterior Director General, que tuvo la desfachatez de escribir un mensaje de despedida (reproducido a continuación), que solo puede calificarse como grosero y provocador.

En todo caso, creo que queda por delante una ingente tarea para construir, en primer lugar una regulación todavía más eficaz y que permita alcanzar más claramente sus objetivos, que, como he venido diciendo durante todo este tiempo, no son otros que la protección de los ciudadanos, y de los consumidores y jugadores.”

¿Acaso alguien recuerda una sola acción de la Dirección General de Ordenación del Juego dirigida a la protección real de los jugadores? Nadie, porque no existe.

Pero todo es susceptible de empeorar, y Carlitos, así lo ha demostrado, evidenciando la absoluta desprotección administrativa que padecemos los apostantes en España, curiosamente, tras la regulación del sector.
Dicha regulación no parece tener otro objetivo, más allá del mero afán recaudatorio (a pesar de lo que digan desde la DGOJ). Los hechos, tras dos años, así lo demuestran.

Y es que aquí no importa mentir o incumplir tus obligaciones, ya que, por desgracia, vivimos en un país en el que se premia al incompetente, y se entregan los altos cargos de la Administración y del Gobierno a individuos de escasa valía y dudosa moralidad.

Aunque más que en un país, para ser justo, habría que decir en una época, ya que en otros tiempos, éramos un imperio temido y respetado, mientras hoy, lamentablemente, el poderío militar de nuestros Tercios o las hazañas de Blas de Lezo, ya son solo un lejano recuerdo, y nos hemos convertido el hazmerreír del mundo.

Esperemos, al menos, haber tocado ya fondo y que esto cambie en el futuro. Deberíamos ir pensando en qué hacer para contribuir a este cambio, aunque yo ya lo tengo claro.
Ahí lo dejo, para el que sepa leer entre líneas.

miércoles, 5 de marzo de 2014

4000 euros de ida y vuelta

En esta grotesca exposición de prácticas abusivas de las casas de apuestas en la que, por desgracia, se ha ido convirtiendo mi blog, BWIN.ES ha decidido entrar por la puerta grande.
Su tardía aparición en mi blog se debe, fundamentalmente, a que ni tan siquiera me han permitido registrarme en esta casa (ellos sabrán el motivo), por lo que no he podido evaluarla convenientemente.

Pero a veces los lectores me hacen llegar sus casos, y me autorizan a publicarlos.

Paula, durante varios días, en diversos deportes, y a cuotas muy dispares, ha estado realizando apuestas en BWIN.ES, con notable éxito.
Su porcentaje de acierto es muy alto, pero también ha fallado algunos pronósticos (que destaco en rojo en las capturas, para comentar algo más tarde).
Dispongo de más de 50 capturas, pero como es lógico no voy a publicarlas todas (ya que si no el blog tardaría demasiado en cargar), y simplemente he seleccionado dos que ilustran perfectamente lo anteriormente dicho.  
anulacion+apuestas+bwincancelacion+apuestas+bwin
Tras haber ingresado en su cuenta de jugadora las ganancias, de casi 4000 €, al día siguiente, Bwin comenzó a descontar progresivamente dinero de dicha cuenta.

Y es que, como ya hemos comentado en varias ocasiones, las casas de apuestas van más allá del lícito ánimo de lucro que rige la actuación de cualquier empresa privada, y en muchas ocasiones parecen actuar poseídas por una desmedida avaricia,  a la que la Administración debería poner freno.
En caso contrario, no tendría mucho sentido haber elaborado la Ley del Juego para regular el sector. 


Al ver esto, Paula decidió retirar parte de los beneficios que aún no habían sido incautados. Desgraciadamente para ella, Bwin tenía otros planes, y canceló la mayor parte de la retirada solicitada.
De los 2225 € solicitados, Bwin decidió, unilateralmente, cancelar 1927,05, y entregarle solo 297,95.
anulacion+retiro+bwin

Obviamente ante esta oleada de anulaciones, Paula escribe al Servicio de Atención al Cliente de Bwin para reclamar sus ganancias.
En total, Bwin había retirado de su cuenta un total de ¡¡ 3.937 euros !!, correspondientes a las ganancias de más de 50 apuestas.

Hasta aquí la historia os resultará conocida, aunque no por ello es menos reprochable la actuación de esta casa de apuestas, pero lo que más me ha llamado la atención es la respuesta de Bwin ante la reclamación de Paula.

La contestación, como se suele decir, no tiene desperdicio, y es digna de ser analizada detenidamente. Habitualmente las casas suelen mentir descaradamente diciendo que lo lamentan, y que trabajan para evitar estos problemas (algo que es absolutamente falso), pero en Bwin ni se esfuerzan en disimular.

Este sublime párrafo (reproducido textualmente) resume la explicación de Bwin:

“El motivo [de las cancelaciones] fue el retraso en la transmisión y procesamiento de la apuesta. Tales retrasos se producen de forma aislada y por desgracia, no se puede hacer nada para evitarlos”.
email+anulacion+apuestas+bwin

En primer lugar, anular más de 50 apuestas, a un mismo cliente, en solo un par de días, lo consideran un hecho aislado. ¿Cuántas veces ha de ocurrir un suceso para ser catalogado como frecuente por parte de Bwin?.

En segundo lugar, afirman que no se puede hacer nada por evitarlos.
Sí amigos, mientras nos llegan constantemente noticias de continuos avances en todos los sectores (medicina, ingeniería, biología,…), parece ser que hay un campo en el que la humanidad ya ha alcanzado a la perfección y en el que no se puede evolucionar más, el software de apuestas, o, al menos, eso piensa Bwin.

Obviamente, no es cierto, ya que estos “problemas” que, según ellos, no se pueden evitar, se solucionarían fácilmente haciendo bien su trabajo, pero resulta mucho más rentable para la empresa hacerlo mal, por lo que no tienen ninguna intención de mejorar.
Confunden el verbo poder con el verbo querer, ya que en este caso, habría sido más apropiado decir “no queremos hacer nada para evitarlos”.

Aunque no habría cambiado mi opinión sobre estos “problemas”, es muy curioso que éstos solo afecten a apuestas ganadoras.
Cualquier malpensado podría llegar a la conclusión de que Bwin, tras haber finalizado los partidos y conociendo sus resultados, ha seleccionado cuidadosamente las apuestas ganadas para cancelarlas.
Y es que las probabilidades de que esos supuestos errores, entre tal cantidad de apuestas, afecten solo a las ganadoras, son tan ridículas, que este hecho constituiría una anomalía estadística de proporciones colosales.
Tal vez haya sido la mala fe de Bwin, y no el simple azar, quien haya determinado las apuestas canceladas.