jueves, 21 de noviembre de 2013

Marchando una de publicidad engañosa

Lo de William Hill ya es provocar por provocar.
Los quería dejar un poco de lado, para centrarme en Lbapuestas (que últimamente se muestra muy “activo”) y en Cirsa (con quien también tengo asuntos pendientes), pero resulta imposible. Además considero que con los temas que hay pendientes de resolución ya debería ser suficiente contra esta casa de apuestas, y seguro que llegarán algunos casos más de los lectores de este blog, pero no hay forma de olvidarse de ellos.

Como estoy limitado a 0 euros en la sección de apuestas deportivas (es decir, que no puedo apostar nada), ni siquiera había entrado en esta casa desde finales de octubre. Incluso se ve en una de las captura que mi última visita había sido el día 25 del mes pasado. Lo digo para los que piensan que soy muy duro con algunas casas, o que las persigo constantemente; como veréis a continuación son ellas las que me “buscan” y, al final, acaban “encontrándome”.

Resulta que hace unos días recibí en un email de William Hill en el que me ofrecían una apuesta gratis de 10 euros (en Deportes), si apostaba 10 euros en su Casino.
William Hill publicidad

Al leer este email decidí comprobar si seguía limitado, intentando apostar 10 euros y 1 euro en varios deportes. Obviamente, como se ve en la captura, la limitación sigue vigente.
William Hill limitacion

Para asegurarme de que esta no era una situación temporal, y para disponer de pruebas, envié un email al Servicio de (Des)Atención al Cliente de esta casa de apuestas, preguntando claramente si mi limitación era definitiva o existía la posibilidad de que fuese revisada con el tiempo.
Su respuesta, como se ve en la captura, es rotunda e inequívoca “la limitación es definitiva y no hay posibilidad de revisión alguna”.
William Hill email

Así que la conclusión es clara, intentan atraerme hacia su Casino con una OFERTA FALSA. La apuesta gratis que me ofrecen  jamás iba a poder utilizarla, ya que, según me han informado ellos mismos, nunca más podré apostar en la sección de apuestas deportivas.

Así que la semana que viene, sin buscarlo y casi sin ganas, tendré que presentar otra denuncia contra William Hill, esta vez por publicidad engañosa.

Y es que parece que William Hill pretende infringir todas las leyes posibles, mientras nuestro insigne Director General de Ordenación del Juego, sigue sin hacer uso de su potestad sancionadora. Va sacando adelante algunas reclamaciones, pero las denuncias (las que realmente disuadirían a las casas de apuestas de continuar con sus continuos abusos) trata de postergarlas, para evitar sancionar a sus “amiguitos gibraltareños”.

Una última reflexión. Esta práctica, de no permitir a un jugador apostar en aquello que se le da bien, y tratar de llevarlo, además mediante engaño, a un terreno más propicio para que pierda su dinero, ¿encaja realmente con una verdadera política de juego responsable?, ¿es necesario poner límites a la desmedida avaricia de ciertos operadores?, ¿nuestro Director General está realmente preparado para afrontar con diligencia sus funciones como Regulador del sector?. Ahí lo dejo...de momento.

Por cierto, el tercer artículo sobre nuestra Dirección General de Ordenación del Juego, que había previsto para estas fechas, he decidido posponerlo unos días a la espera de la resolución de unos recursos de alzada, para poder así ofrecer una información más completa. A ver si el Director General tiene a bien resolver pronto dichos recursos.

viernes, 8 de noviembre de 2013

¿Por qué no me votas (Bitácoras 2013)?...si te apetece

Finalmente he sido 11º.
No está mal teniendo en cuenta que se participaban más de 26.000 blogs.
Gracias por vuestros votos. 

Desde hace unas semanas hay en la parte superior derecha del blog un botón azul, como éste, que os permite votar por mi blog en el concurso de Bitacoras 2013.

YA HA FINALIZADO LA VOTACIÓN
Votar en los Premios Bitacoras.com
Yo me incorporé al certamen cuando las votaciones ya llevaban 11 días abiertas, pero aún así estoy en un digno 10º puesto en la sección de PERIODISMO Y POLÍTICA.
bitacoras+periodismo+politica

Solo queda una semana para que se cierren las votaciones (el 15 de noviembre), y mantenerme en el Top10 creo que sería meritorio.

No es necesario registrarse en Bitacoras.com para votar, ya que también podéis hacerlo si tenéis cuenta de FACEBOOK o TWITTER, así que no hay excusa para no participar (si consideráis que lo merezco, obviamente).

Comprueba que mi blog WWW.LEYDELJUEGO.ES está en la categoría de PERIODISMO Y POLÍTICA, y dale al botón VOTAR. Son solo unos segundos.

No hay premios (salvo una cámara para el que quede 1º que, sinceramente, no me interesa), pero acabar entre los 10 primeros lo consideraría una recompensa a mi esfuerzo, y una muestra de reconocimiento por parte de los lectores a las incontables horas que dedico a este blog.

Por supuesto, antes de finalizar quiero dar las GRACIAS (anticipadas) a todos aquellos que decidáis votarme.

lunes, 4 de noviembre de 2013

De apuestas pagadas y notificaciones sui géneris

Esta semana, por fin, se he desvelado el secreto del dinero “aparecido” en mi cuenta de William Hill (del que hablo aquí).

Como era de suponer, no se trata de un regalo, sino que se corresponde con las ganancias de una apuesta en el Gran Premio de Italia de Fórmula 1, celebrado hace unas semanas, y que William Hill no me había pagado en su momento.
ley del juego notificacion

Parece (de momento, solo parece) que William Hill, quizás la casa menos dispuesta a aceptar reclamaciones, va entrando en razón y ve las ventajas de llegar a acuerdos previos a una resolución.

Como hay, al menos, otros dos afectados por el impago de esta misma apuesta, y (creo que) han presentado la correspondiente reclamación, he decidido publicar este breve artículo para informarles de la buena nueva, y para sugerirles que estén atentos a sus cuentas (y además aprovecharé para hablar un poco de la DGOJ).

Si no reciben el dinero, no tengo inconveniente en facilitarles el número de expediente, para que adjunten a su reclamación una referencia al mismo, de modo que la Dirección General de Ordenación del Juego pueda tener en cuenta dicho precedente, y el agravio que supondría el pagar solo a un cliente.
Aunque sinceramente espero que no sea necesario, ya que sería incongruente por parte de William Hill no aceptar otras reclamaciones por los mismos hechos.

Solo la rapidez con la que se ha resuelto todo, salva tanto a William Hill (que aún tiene que responder por otros muchos pecados) como al Regulador, de una dura crítica, pero, al menos merecen un “reprimand”, si se me permite la expresión bien conocida por los aficionados a la Fórmula 1 (y si no se me permite, una reprimenda).

A día de hoy William Hill no me ha comunicado nada en absoluto al respecto, lo cual no dice mucho de su educación, consideración y respeto hacia los apostantes.

Pero si el comportamiento de William Hill es manifiestamente mejorable, lo que más me llama la atención es la actuación de la DGOJ. Comentemos, amistosamente, esta notificación.

En primer lugar, cierra el expediente sin haber confirmado (preguntando al afectado) que dicho pago se había producido. Según se puede leer en la notificación William Hill les informa de que ya han pagado, pero no indica que hayan aportado prueba alguna al respecto.
Ya hace unos meses protagonizaron un bochornoso incidente al comunicar a un apostante que ya le había pagado Lbapuestas cuando no era cierto, y aún así no aprenden, y sienten esa apremiante (e inquietante) necesidad de archivar expedientes.
¿Y si ahora me da por decir que no he recibido notificación alguna de William Hill y que la cantidad que ha aparecido en mi cuenta (sin referencia a apuesta alguna) no se corresponde exactamente con la que reclamo, y que también podría corresponderse con la suma de otras cantidades reclamadas (ya que he presentado más de 10 reclamaciones/denuncias contra este operador)?  No lo voy a hacer porque soy una persona honrada, pero ¿tanto les habría costado hacer su trabajo y preguntarme si había recibido el dinero? Lo bien hecho, bien parece.

En segundo lugar, el relevo en la Subdirección General no ha puesto fin a los defectos de forma de las notificaciones, que siguen careciendo de los requisitos  exigidos  en el artículo 58.2 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.
Si hasta para un contrato temporal de administrativo en cualquier ayuntamiento te obligan a conocer esta ley, ¿cómo es posible que dos subdirectores generales la ignoren o muestren tan poco interés en cumplirla?

En tercer lugar, se  ve que ha sido redactada con desgana (con preposiciones desaparecidas, ¿dónde está el “de” que falta?), y es que cualquier día escriben la resolución en una servilleta de papel y me la envían así mismo. Esto es anecdótico, pero sumado a lo anterior… 

No se dan cuenta de que son funcionarios públicos y de que han de proceder con más diligencia a la hora de desempeñar su labor. El funcionario, como la mujer del César, además de ser honrado ha de parecerlo.

Y lo siento por Carlitos, si se enfurruña que se enfurruñe, pero lo de esta Dirección General está llegando a unos niveles preocupantes, y alguien tiene que contarlo. Pero de eso, y de la decepcionante aplicación de la Ley del Juego, ya hablaremos en su momento.

En fin, se ha saldado esta deuda y voy a dar por finalizado este caso, pero aún les queda mucho por mejorar a todos los implicados en este suceso.