jueves, 2 de mayo de 2013

Las casas de apuestas tras la Ley del Juego

Ya hemos explicado detalladamente cada una de las prácticas más despreciables empleadas por las casas de apuestas para maximizar sus beneficios más allá de lo debido: limitaciones arbitrarias, cierres de cuenta, modificaciones de cuotas y anulaciones de apuestas.

Ahora en este artículo, a modo de conclusión, voy a elaborar el perfil de la casa de apuestas tipo que opera en España intentando mostrar, con la mayor fidelidad posible, la mezquindad de estas empresas.
(Puede que alguna bookie no se ajuste a este perfil, pero la mayoría encajan a la perfección).

En primer lugar hay que decir que a nuestro país han llegado casas de apuestas que ofrecen un payout bajo, entre el 92 y el 93 % de media, reservándose así un generoso margen de beneficio, que, a pesar de todo, no satisface sus desmedidas ansias de dinero. 

Para que veáis la diferencia, una casa muy valorada, tanto por su seriedad y como por su alto payout, es Pinnacle que alcanza al 97 ó 98%, demostrando que este negocio puede ser rentable ofreciendo un alto retorno a los apostantes. Actualmente, por desgracia, ya no presta sus servicios en España, pero su profesionalidad es referencia en el sector.

Nuestras casas de apuestas no conformes con este amplio margen de beneficio, pretenden aumentar sus ingresos mediante la aplicación de cláusulas abusivas que, en la práctica, dejan al apostante sin derecho alguno.
Realizar una apuesta correctamente, que la misma quede registrada en tu historial y que aciertes el resultado del partido no significa que vayas a cobrar el premio. Quedas enteramente a expensas de que la casa de apuestas, en su benevolencia, decida pagar (en lugar de aplicar cualquiera de los artículos de sus términos y condiciones dedicados exclusivamente a concederse un poder ilimitado y a eximirse de cualquier responsabilidad).
Como ya he dicho en varias ocasiones, hacer una apuesta en España es un acto casi temerario, ya que contraes obligaciones, sin obtener a cambio derecho alguno (o al menos eso pretenden las casas de apuestas).

La ausencia de casas de intercambio, debido a la prohibición de las apuestas cruzadas en nuestro país, agudiza el problema ya que, ante la falta de competencia, las casas de apuestas parecen actuar con más “ensañamiento” incluso que en la época de las “.com”.

Es difícilmente comprensible que tras conceder un número limitado de licencias, nuestra Administración no haga el más mínimo esfuerzo por erradicar las conductas descritas en el primer párrafo, y se mantenga al margen.
La Ley del Juego y el resto de la normativa del sector, no sirven de nada sin una Dirección General del Ordenación del Juego que actúe con decisión cumpliendo las funciones que le han sido encomiendas.
A ver si el sustituto del Señor Alejo, mejora el desempeño de éste; algo que no será muy difícil, ya que el listón está francamente bajo.


Por cierto, de Casinos y Poker mejor no hablamos (al menos de momento).

1 comentario:

  1. Hola Rosberg!

    Te felicito por tu iniciativa de informar y dar a conocer todo el fraude que hay escondido en estas casas de apuestas, ojalá tu web se convierta en un punto de referencia fuerte contra estas empresas y los apostantes se sientan por fin con valor de denunciarlas al verlo todo más claro y la forma de hacerlo en tu web.

    Un saludo y mucha suerte en tu iniciativa, te lo mereces!!!

    ResponderEliminar

Gracias por leer mi blog.

Si te ha gustado, o si quieres aclarar algo, puedes dejar un comentario.

Procura que el comentario no contenga insultos, para que supere la "moderación de comentarios"