jueves, 23 de mayo de 2013

Ley del juego vs William Hill: 1-0

Ley del juego  vs William Hill: 1-0, así se ha saldado mi primer enfrentamiento con estos individuos de William Hill. Iba a titularlo David vs Goliat: 1-0, pero finalmente opté por un título más descriptivo.

¡Sí, por fin he recibido MI dinero! (concretamente el 30 de abril). 

El mismo día que el Führer decidió acabar con su vida, es el elegido por WH para doblar la rodilla. (Que conste que no pretendo hacer ninguna comparación entre ambos, me limito a constatar un hecho)

Lo curioso es que, como no entro habitualmente en la página web de William Hill (porque estando limitado no tiene demasiado sentido), tardé una semana en enterarme, ya que estos llanitos ni se han molestado en comunicar el ingreso, ni en disculparse. Sin duda los gibraltareños son todo un ejemplo de cortesía, educación y clase.

La más larga caminata comienza con un paso, y nosotros ya hemos empezado con este pequeño paso. Con más retraso del previsto, pero al menos con la satisfacción de saber que todo se ha resuelto de la forma adecuada.

Tras haber presentado esta reclamación en octubre, y habiéndo recibido esta notificación en abril, parece que William Hill no ha querido demorar más su agonía.
Y eso que yo esperaba lo contrario, suponía que iba a elegir seguir nadando hasta “morir” en la orilla de los tribunales. Trataba de imaginarme qué pensaría el juez al ver un informe tan concluyente del Regulador del sector (Dirección General de Ordenación del Juego), ¿para qué han llegado hasta mí estos de William Hill?, ¿les hará ilusión pagar costas, intereses,..?,...

Con el informe contrario de la DGOJ habría sido temerario negarse a pagar, e ir más lejos, pero aún así me sorprende que Guillermito no lo haya hecho.

Resumen gráfico

Y un mensaje...sin acritud 

Ya habéis visto que, ante cualquier intento de estafa de las casas de apuestas, si disponéis de pruebas y paciencia, merece la pena reclamar.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Haz del Derecho tu profesión

Como habéis podido comprobar en este blog, nos encontramos en nuestra vida cotidiana con continuos problemas que no se solucionan solos, y que requieren la presentación de una reclamación o denuncia para que se resuelvan favorablemente a nuestros intereses.

Yo he dedicado este blog a un sector muy concreto, el de las apuestas, y a la aplicación de la Ley del Juego (y su normativa de desarrollo); pero, por desgracia, actualmente pueden presentarse complicaciones similares en cualquier otra actividad.

Esto hace que, en mayor o menor medida, todos necesitemos tener ciertos conocimientos legales, y si además queréis hacer de esto vuestra profesión, una de las mejores alternativas que hay en nuestro país es la Universidad CEU Cardenal Herrera, que, en sus campus de Valencia o Elche, ofrece la posibilidad de cursar un Grado de Derecho, impartido por juristas de reconocido prestigio.

Este Grado Derecho, que se complementa de manera gratuita con formación en inglés, puede además cursarse simultáneamente con otras disciplinas relacionadas como Dirección de Empresas, Ciencias Políticas, Periodismo o Publicidad y Relaciones Públicas. Y también ofrece la posibilidad de especialización en Derecho Internacional y Derecho Europeo.

De esta forma, los Grados y Dobles Grados impartidos en la Universidad CEU Cardenal Herrera, tratan de conseguir una preparación de calidad, que permita a sus a sus alumnos acceder al mercado laboral en las mejores condiciones, pudiendo optar a gran variedad de puestos en el sector público y privado, tanto en el mercado nacional como internacional (algo especialmente apreciable en una coyuntura como la actual con un alto índice de paro).

También quisiera mencionar, antes de finalizar este artículo, que ésta es la entidad privada que mayor inversión económica destina a becas en España, para intentar conseguir que las personas con mayor talento no encuentren en las limitaciones económicas un obstáculo para mejorar su capacitación profesional.

domingo, 12 de mayo de 2013

La Ley del Juego empieza a dar sus frutos (William Hill tocado)


No estaba muerto, estaba de parranda; así rezaba una canción de Peret,  y me ha parecido apropiado para comenzar este artículo, porque ya empezaban a demorarse en exceso los primeros frutos de la Ley del Juego, pero empiezan a llegar.

No me extenderé demasiado, que luego decís que no leéis mis artículos porque son unos “ladrillos”.

Por fin, tras “solo” 6 meses espera, en la Dirección General de Ordenación del Juego han tenido a bien responder a mi reclamación presentada en octubre contra William Hill. Con fecha de Registro de Salida de 10 de abril de 2012, y entregada por el cartero hoy (12 de abril).

El informe de la DGOJ consta de 2 hojas, donde tras exponer los argumentos, tanto míos como de William Hill, finaliza con la Conclusión, que es lo importante, y que os transcribo literalmente:

CONCLUSION
A juicio de esta Subdirección General, no ha quedado acreditado que concurriera un error evidente en la cuota ofertada, por lo que no procedería la aplicación del punto 18 de los Términos y Condiciones del operador ni, por tanto, la anulación de la apuesta, debiendo reintegrarse al reclamante las ganancias que hubiera obtenido por la misma en el caso de no haber sido anulada.

(No tengo una gran cámara, por eso he intentado centrarme en lo importante, y además lo he escrito antes)

Desconozco si William Hill va a pagar o no, o si piensa presentar algún recurso, y no me preocupa en absoluto, ya que lo importante no es el dinero de la apuesta, sino lo que yo entiendo que es un reconocimiento expreso, en la conclusión del informe de la DGOJ, de que se ha producido un impago (que, como bien sabéis, está tipificado como infracción grave en el Título VI de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego).
Las infracciones graves, previo procedimiento sancionador, son sancionadas con multas de 100.000 a 1.000.000 de euros y suspensión de la actividad en España por un plazo máximo de seis meses.

Y además, como también sabéis, yo he presentado más reclamaciones similares contra William Hill, por lo que, de recibir más notificaciones como ésta, ya podríamos estar hablando de infracción muy grave (con unas sanciones astronómicas).

A pesar de que el artículo 7 de la Orden EHA/3080/2011, de 8 de noviembre, por la que se aprueba la reglamentación básica de las apuestas deportivas de contrapartida, establece que “el participante podrá formular reclamación ante la Comisión Nacional del Juego que resolverá en el plazo de dos meses contados desde la fecha en que la reclamación tuviera entrada en su registro, sin perjuicio, en su caso, de la apertura del correspondiente procedimiento sancionador si el operador hubiera incurrido en alguna de las infracciones recogidas en el Título VI de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego”, en esta notificación no se me informa de que la DGOJ vaya a abrir ningún procedimiento sancionador, motu proprio, tras esta resolución.

Pero, no hay problema alguno, a estas alturas ya no me importa gastar 6 folios más, y los gastaré con gusto, porque irán muy bien empleados. El martes o el miércoles tengo que pasar por la Delegación de Hacienda, y presentaré yo la correspondiente denuncia solicitando que se incoe dicho procedimiento sancionador, así además me aseguro de que me notifiquen la resolución del mismo para informaros convenientemente.

¡¿Qué, William Hill?!, ¿Por qué no te ríes ahora de mí, hijo de la gran…bretaña? Al final parece que tu falta de respeto te puede salir más cara de lo que pensabas.

Por cierto, Goldenpark y Lbapuestas, ¿conocéis el refrán “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”? Espero que os haya gustado este artículo.

En fin, me despido, para disfrutar de mi Magnum. Me encanta el sabor del chocolate tras la victoria.

jueves, 2 de mayo de 2013

Las casas de apuestas tras la Ley del Juego

Ya hemos explicado detalladamente cada una de las prácticas más despreciables empleadas por las casas de apuestas para maximizar sus beneficios más allá de lo debido: limitaciones arbitrarias, cierres de cuenta, modificaciones de cuotas y anulaciones de apuestas.

Ahora en este artículo, a modo de conclusión, voy a elaborar el perfil de la casa de apuestas tipo que opera en España intentando mostrar, con la mayor fidelidad posible, la mezquindad de estas empresas.
(Puede que alguna bookie no se ajuste a este perfil, pero la mayoría encajan a la perfección).

En primer lugar hay que decir que a nuestro país han llegado casas de apuestas que ofrecen un payout bajo, entre el 92 y el 93 % de media, reservándose así un generoso margen de beneficio, que, a pesar de todo, no satisface sus desmedidas ansias de dinero. 

Para que veáis la diferencia, una casa muy valorada, tanto por su seriedad y como por su alto payout, es Pinnacle que alcanza al 97 ó 98%, demostrando que este negocio puede ser rentable ofreciendo un alto retorno a los apostantes. Actualmente, por desgracia, ya no presta sus servicios en España, pero su profesionalidad es referencia en el sector.

Nuestras casas de apuestas no conformes con este amplio margen de beneficio, pretenden aumentar sus ingresos mediante la aplicación de cláusulas abusivas que, en la práctica, dejan al apostante sin derecho alguno.
Realizar una apuesta correctamente, que la misma quede registrada en tu historial y que aciertes el resultado del partido no significa que vayas a cobrar el premio. Quedas enteramente a expensas de que la casa de apuestas, en su benevolencia, decida pagar (en lugar de aplicar cualquiera de los artículos de sus términos y condiciones dedicados exclusivamente a concederse un poder ilimitado y a eximirse de cualquier responsabilidad).
Como ya he dicho en varias ocasiones, hacer una apuesta en España es un acto casi temerario, ya que contraes obligaciones, sin obtener a cambio derecho alguno (o al menos eso pretenden las casas de apuestas).

La ausencia de casas de intercambio, debido a la prohibición de las apuestas cruzadas en nuestro país, agudiza el problema ya que, ante la falta de competencia, las casas de apuestas parecen actuar con más “ensañamiento” incluso que en la época de las “.com”.

Es difícilmente comprensible que tras conceder un número limitado de licencias, nuestra Administración no haga el más mínimo esfuerzo por erradicar las conductas descritas en el primer párrafo, y se mantenga al margen.
La Ley del Juego y el resto de la normativa del sector, no sirven de nada sin una Dirección General del Ordenación del Juego que actúe con decisión cumpliendo las funciones que le han sido encomiendas.
A ver si el sustituto del Señor Alejo, mejora el desempeño de éste; algo que no será muy difícil, ya que el listón está francamente bajo.