domingo, 10 de marzo de 2013

Ley del Juego (II): Limitaciones

LIMITACIONES:

Respecto a las limitaciones, desgraciadamente para los jugadores, al igual que ocurría con los cierres de cuentas, no se contemplan específicamente en la Ley del Juego (ni en su normativa de desarrollo), por lo que la Dirección General de Ordenación del Juego ha manifestado, en distintas consultas que se le han efectuado, que (por decirlo resumidamente) no piensa hacer nada al respecto.

Podéis ver su respuesta más detallada en el post anterior, para no repetirme excesivamente.

Al tratarse de un tema que sobre el que no se ha legislado específicamente, la actitud de esta Dirección General es, básicamente, remitirse a las normas particulares de las distintas casas de apuestas.
Por tanto, estamos ante un problema complejo que no se puede reclamar directamente a la Dirección General de Ordenación del Juego, sino que en todo caso habría que abordar desde otra perspectiva.

Podría contemplarse, como apuntamos en el post anterior, la posibilidad de denunciar (ante los tribunales, y no ante la DGOJ) las cláusulas claramente abusivas que incluyen los contratos de todas las casas de apuestas, y que las facultan para hacer literalmente “lo que les dé la gana” (y  no es una exageración, es la realidad), creando una absoluta indefensión a los usuarios.
Estos contratos son el paradigma de dicha indefensión, ya que “permiten” a las casas de apuestas cerrar cuentas, limitar a jugadores específicos, anular apuestas cerradas, modificar cuotas,…, y todo, además, sin necesidad de dar explicaciones ni, por supuesto, de recibir el consentimiento del afectado.

Que las cláusulas existen lo podéis comprobar leyendo los “Términos y condiciones” de (casi) cualquier casa de apuestas, y que dichas cláusulas no están de "adorno", sino que las aplican con toda contundencia, podéis leerlo en los múltiples ejemplos que hay en este blog.

Pero, en estos casos, también podría recurrirse a soluciones más creativas. Todos conocemos la legendaria historia de que Al Capone acabó finalmente en la cárcel por delitos fiscales, y no por los delitos que todo el mundo habría esperado. En ese caso, se decidieron a buscar pruebas de aquellos delitos que se pudiesen demostrar más fácilmente, obviando quizás otros más graves.
He de aclarar en este punto, y antes de continuar, que NO estoy comparando a las casas de apuestas con Al Capone, nada más lejos de mi intención.
Sencillamente he puesto el ejemplo para que los usuarios sepan que la legislación sobre el juego es muy amplia, y contempla numerosas infracciones, por lo que, si os limitan o cierran la cuenta, aunque no podáis conseguir que se revierta esta situación, siempre podréis intentar que se sancione a la casa de apuestas que os ha afrentado por otras irregularidades que, a buen seguro, comete.
No recuperaréis la cuenta, ni os aumentarán los límites, pero obtendréis la satisfacción personal de haber propiciado la consecución de una cuantiosa sanción para esa empresa, y se habrá hecho justicia (en el sentido originario del término). Saber que quien comete un acto inmoral paga por ello, es extraordinariamente gratificante.

Como bien conocéis, yo he sido limitado, y afectado por el cierre de cuenta, en numerosas casas de apuestas, y en una de ellas ya he detectado varias irregularidades denunciables.
Ahora lo único que tengo que hacer (puesto que ya me he asegurado de tener las pruebas gráficas), es ver cómo presentar la(s) denuncia(s) de forma que obtenga la mayor sanción (legalmente) posible.

Obviamente, en este blog, encontraréis en su momento cumplida información de todo, pero hasta no encontrar la mejor forma de denunciar los hechos, prefiero guardar un prudencial silencio para no proporcionar demasiada información al “enemigo”.
El término enemigo no penséis que es gratuito o injusto, ya que así hay que considerar a quien con sus decisiones unilaterales y arbitrarias, pretende causar el mayor daño posible al buen jugador; por lo que, (cortesía obliga) intentaremos corresponder a ese ofensivo tratamiento de igual modo, pero siempre con la Ley por delante, ya que nosotros somos unos caballeros y no vamos a rebajarnos a su altura.

No os desaniméis que en el caso de las anulaciones y modificaciones de cuota la cosa cambia, y mucho, puesto que las normas particulares ya no prevalecerán, puesto que hay legislación al respecto, que la DGOJ tiene que aplicar.


Como siempre digo, cuidado con las casas de apuestas. Y ahora vamos con lo más interesante.

7 comentarios:

  1. Pero como no va a poder limitar una casa de apuestas la cantidad apostada por cliente, evento etc...??
    ¿Estamos locos? Una casa de apuestas ofrece una cuota (precio) que pagar a la gente que quiera apostar a un evento determinado. Como no va a poner limites a la cantidad de perdidas que puede suponer un partido o mercado en concreto??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En respuesta a tu pregunta (para la que empleas la primera persona del plural), yo no estoy loco, la mayoría de mis lectores tampoco, pero en tu caso es posible que sí, ya que te pones a escribir impertinencias sin saber de lo que hablas.

      Vamos a ver, una cosa es que un operador limite a todos a 200 euros (o a 100), por ejemplo, y otra muy distinta es que me limite a mí a cantidades irrisorias como 0,60 y a ti te permita apostar 350 euros.

      Si eso es algo tan normal y bueno, porque no lo dicen claramente en su publicidad “si ganas dinero, no te dejaremos apostar”, al igual que las compañías tabaqueras dicen claramente que fumar mata o provoca cáncer.
      Al menos las tabaqueras captan clientes sin engañarlos, aunque obviamente tampoco estoy a favor de estas empresas, pero al menos no se les permite hacer anuncios “ideales” sino que se les obliga a decir la verdad sobre su producto.

      Por cierto, ¿también te parece bien que cambien las apuestas realizadas, que no paguen lo acordado, que se inventen partidos,…?

      Una última pregunta, ¿trabajas para una casa de apuestas o tienes muchos referidos? Lo digo porque hacer el ridículo defendiendo lo indefendible, no tendría otra explicación razonable. Porque según tú opinión, si me limitan, tengo que callar y darles las gracias. ¿Tienes algo en contra de la libertad de expresión? ¿Me vas a decir tú, un anónimo que no da la cara, lo que tengo que escribir en mi blog?

      ¿Y qué hay de malo en que alguien como yo cuente que limitan arbitrariamente? Les hago publicidad gratis, ya que estoy diciendo que están haciendo algo bueno (según tu criterio), luego también será positivo para las casas de apuestas que se divulgue.
      Cuando alguien hace algo bueno quiere que se sepa, ¿por qué las casas de apuestas quieren ocultar que limitan y cierran cuentas arbitrariamente? ¿Seguro que es algo tan bueno como tú piensas?

      Venga, ya puedes ir a que te den tu “paguita” por defenderlos. Ya lavan su imagen con lamentables y constantes campañas publicitarias en todos los medios de comunicación, como para que vengas tú a mi blog a mentir.

      Tu comentario está al límite de la educación, el próximo en ese tono será eliminado.
      Y, si hay un próximo, espero que no sea como anónimo, ¿o no tienes valor para defender tus ideas sin ocultarte?

      Eliminar
    2. Buenas,

      Me sorprende que digas que mi comentario está al límite de la educación y te quejes del tono empleado, cuando en tu respuesta utilizas terminos como que hago el ridículo, no se de lo que hablo, y que vaya a cobrar mi "paguita" por defenderlos....no me parece que ese sea un tono muy respetuoso con alguien que simplemente muestra una opinión discrepante, sin faltar el respeto.

      Mi pregunta no era una acusación de que tu o tus lectores (entre los que estoy yo) esteis locos, es una expresion o frase hecha de sorpresa ya que en mi opinión es lógico q haya limites a las apuestas de los clientes.

      Te agradecería que me dijeras en que momento he dicho lo que tienes que escribir o no en el blog, y por que deduces que tengo algo en contra de la libertad de expresión, me he limitado a escribir mi opinión y mi argumento. Por tu tono si que me das a entender que te ha molestado que alguien opine en esta cuestión diferente a ti.

      Respondiendo a tus preguntas: no, no trabajo ni he trabajado como becario en una casa de apuestas, conozco el mundillo como cliente igual que tu y tus lectores, y ni me parece que sean las empresas mas honradas del mundo ni que merezcan el premio a la honestidad. En el blog hay varios casos que me parecen flagrantes y todos sabemos o conocemos casas de apuestas que actuan de forma poco "honrosa" por decirlo finamente. Eso no impide que pueda discrepar en alguna cuestión com este caso

      Rosberg: "Por cierto, ¿también te parece bien que cambien las apuestas realizadas, que no paguen lo acordado, que se inventen partidos,…?"
      En mi comentario hago referencia exclusivamente al tema de las limitaciones del que se habla en este artículo, pero obviamente NO, no me parecen bien los casos que me comentas.

      Saludos

      Eliminar
    3. Pues no sé de qué te sorprendes Alberto. A ver cómo te lo explico.

      En primer lugar, éste es mi blog, no solo porque yo lo pago, sino porque le dedico una gran cantidad de horas y esfuerzo.

      ¿Cómo recibirías a alguien que (sin conocerte de nada) va a TU casa, y te llama loco, y dice que tu vecino de arriba hace muy bien en mover muebles a las 4 de la madrugada, y que no te quejes? Supongo que tú le colmarías de abrazos, pero yo soy un poco más duro en las respuestas cuando un desconocido me ofende. Porque empezar llamando loco, sí es una falta de respeto (salvo en ciertos contextos como, por ejemplo, en una conversación entre amigos, que no es el caso).

      En segundo lugar yo no he dicho nada de que hagas el ridículo. Y cuando digo que no sabes de qué hablas, lo digo porque yo he ganado más que tú, he perdido más que tú y he empatado más que tú, y sé muchas cosas de las casas de apuestas que desconoces (como para ir hablando con esa rotundidad en “casa ajena”).

      En tercer lugar, como he dicho, las estadísticas me hacían pensar que había un 70-75% de posibilidades de que fueses un trabajador de Cirsa, y tu comentario tenía el típico estilo de becario que va peinando foros “santificando” a las casas de apuestas (algo que no solo yo pienso como puedes ver).
      Además pusiste el mismo comentario en otra entrada, como si realizases la labor de forma “automática”. Como era el mismo exactamente lo borré por duplicado, no por otro motivo.

      Como deberías comprender, estos indicios no contribuyen precisamente a mitigar mi enfado.

      De todos modos, si es cierto que no eres un becario, aún tiene menos explicación tu actitud, ya que significa que realmente crees que este tipo de abusos son justificables, hasta el extremo de reprender con esa vehemencia a quien se queja de padecerlos.

      Es como si a ti te rompen un brazo y yo te digo cuanto te puedes quejar, ¿te gustaría?

      En cuarto lugar, y lo más IMPORTANTE, ¿realmente consideras que no es inmoral limitar arbitrariamente a jugadores concretos?

      A mí en William Hill me han limitado a 0 (sí a cero) euros en cualquier deporte, en Lbapuetas me han limitado a pocos céntimos, en Paf me han limitado tras solo 1 apuesta,…
      Son limitaciones de por vida, sin darte explicación alguna, y sin comunicártela siquiera (te enteras cuando intentas apostar).

      Y tú vienes a mi blog y me dices que te parece bien que me hagan eso, ¿qué pensabas que te iba a responder? Si tú apoyas a quien me agravia de esta forma, para mí mereces que te trate como a ellos. Sobre todo si me lo dices en ese tono, llamándome, encima, loco. Vamos, que ni siquiera entiendes que lo critique (por el tono de tu comentario). Por cierto, a las casas de apuestas tampoco les gusta que aireen sus abusos, ¿seguro que no trabajas para ellos?

      Si quieres te aplaudo, y les escribo un carta a esas casas de apuestas dándole efusivamente las gracias.

      Y no pienses que he ganado decenas de miles de euros, en cuanto ganas un poco de dinero te limitan o cierran.

      Eliminar
    4. (He tenido que cortar el comentario anterior por exceso de caracteres, así que esta es la continuación)

      Que haya un límite general me parece lógico para prevenir “descalabros” económicos, pero que justifiques que limiten selectivamente (a límites ridículos) a los poquísimos jugadores que ganan algo, no lo comparto en absoluto, y lo critico abiertamente. Por supuesto, y sobre todo si es en mi casa, mi blog.

      Si vienes a mi blog a alegrarte de que las casas de apuestas me dispensen este trato vejatorio, no esperes que te lo agradezca.

      No hablamos de un tema baladí (que si a mí me gusta el azul y a ti el verde), hablamos de un asunto grave, que algunos jugadores (entre ellos yo) padecemos.

      Como digo, el principal objetivo de las casas de apuestas es procurar que jueguen los perdedores (como voy a intentar probar en un artículo que tengo esbozado), lo cual no fomenta el juego responsable que pregonan. Eso es tan nocivo a nivel social como lo puede ser el tabaco, por lo que no entiendo la libertad publicitaria que se da a estas empresas.

      ¿Por qué no dicen claramente (como se obliga a otras empresas) lo que hacen?, “si usted gana le echamos”, “aquí no se viene a apostar se viene a perder”, podría ser un buen titular.

      Cuando vayan con la verdad por delante que hagan lo que quieran, mientras quieran dar una imagen falsa, aquí estaré yo para, desde este rinconcito de internet, decir la verdad (le pese a quien le pese).

      Eliminar
  2. ja, ja ese anonimo trabaja en una casa de apuestas fijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso Cirsa sería el candidato con más posibilidades, ya que esta mañana había 17 páginas vistas desde una red llamada Cirsa Gaming…, y de una duración media considerable.
      Luego había lo típico (Vodafone, Teléfonica, Jazztel,…), pero con pocas páginas vistas de media y una duración bastante más corta.

      Obviamente no es algo seguro, pero si tuviese que apostar, apostaría porque se trata de un becario de Cirsa.

      Lo dicho, si limitar arbitrariamente es algo tan bueno, no hay que enfadarse porque alguien lo divulgue, es más, deberían publicitarlo más, sin ocultarse, “si ganas no te dejaremos apostar”.

      Eso sería lo más honesto, pero la honestidad es una virtud desconocida para el 99% de las casas de apuestas.

      Eliminar

Gracias por leer mi blog.

Si te ha gustado, o si quieres aclarar algo, puedes dejar un comentario.

Procura que el comentario no contenga insultos, para que supere la "moderación de comentarios"