lunes, 9 de enero de 2017

CONDENAS a CASAS DE APUESTAS

He decidido escribir este breve artículo para ir recopilando y actualizando (con la colaboración de aquellos lectores que quieran facilitarme la documentación de sus casos) todos las sentencias donde las casas de apuestas “.es” sean condenadas por anulaciones de apuestas, limitaciones,…, es decir, por abusos cometidos en la prestación de servicios de juego.
Hay enlaces a los artículos que he escrito, y enlaces directos a Dropbox donde podéis leer o descargar las sentencias. A veces hay que esperar un momento (o recargar la página de Dropbox) para que se vean correctamente.

Actualizado el 9 de enero de 2017

Casa de apuestas
Motivo
Sentencia
Enlace
Anular y modificar apuestas
Firme
1ª Instancia
Anular y modificar apuestas
Firme
Instancia
Sentencia Bet365 - Dropbox 1 (lectura imprescindible)
Anular y modificar apuestas
Firme
1ª Instancia
Sentencia Bet365 - Dropbox 3 (lectura recomendada)
Anular apuestas
Firme
1ª Instancia
Anular apuestas
Firme
1ª Instancia
Saldar mal apuestas
Firme
1ª Instancia
   Sentencia íntegra:







jueves, 5 de enero de 2017

Bet365 CONDENADA una y otra vez (1ª parte)




Tras la primera condena de Bet365.es en Sanlúcar de Barrameda (sobre la que guardé un respetuoso silencio, más allá de la lógica mención e inscripción en mi particular registro), siento vergüenza ajena al ver como esta casita de apuestas, hace solo unos días, ha decidido protagonizar de nuevo otro bochornoso espectáculo, haciendo exactamente lo mismo (anulación o modificación de apuestas) por lo que había sido condenada, no en 1, ni en 2, sino en 3 ocasiones con anterioridad.
(Tres ocasiones que tengo plenamente documentadas, aunque me han llegado rumores de algunas más, a las que no haré referencia en estos momentos por no haber podido constatarlas).

Y es a raíz precisamente del revuelo originado en las redes sociales por sus últimas tropelías, cuando han llegado a mis manos las sentencias íntegras donde estos gibraltareños son condenados, una y otra vez. Vaya por delante mi agradecimiento a quienes, amablemente, me las han facilitado.

Veremos en estos dos artículos cómo la autoproclamada casa de apuestas más grande del mundo, lejos de aprender de sus errores, parece haber iniciado una enloquecida escalada de hostilidades contra sus clientes, que a día de hoy ha degenerado en una guerra abierta, cuyo desenlace puede que no sea el previsto por Bet365.

Y no lo digo solo por las reiteradas y aberrantes anulaciones y modificaciones unilaterales de apuestas, sino también por las masivas limitaciones a ganadores (más numerosas que nunca), y por el inexplicable endurecimiento de las condiciones de verificación de identidad (nunca visto antes en esta casita de apuestas) pidiendo desde documentos notariales hasta denigrantes selfies sosteniendo el DNI junto a los cachetes.
Miedo me da pensar en lo que pueden llegar a exigir para la verificación de la tarjeta de crédito, ¿tal vez una foto sujetando la misma con los otros cachetes, a modo de cajero (¿o caguero?) automático.


En fin, procedamos, sin más dilación, a comentar las tres sentencias condenatorias, que podéis leer o descargar desde >aquí<. Os recomiendo la lectura íntegra de las mismas, porque merece la pena, pero me gustaría recalcar ya en este artículo algunos aspectos concretos de las mismas.

Las dos primeras sentencias son casi idénticas, y han sido dictadas por la Magistrada Doña María del Pilar Sebastián Benito. Destacan por una fundamentación impecable, desde el punto de vista jurídico y lógico, que desmantela las disparatadas alegaciones de la defensa, de forma precisa y metódica, dejando patente la absoluta ilegalidad de las actuaciones de Bet365.
Y por duplicado, para que le quede claro a esta casita de apuestas, que aún así hace caso omiso, y continúa comportándose exactamente igual, mostrando, con su reincidencia, una preocupante falta de respeto, tanto por las autoridades como por los clientes del país en el que presta servicios.