miércoles, 15 de febrero de 2017

CONDENAS a CASAS DE APUESTAS

He decidido escribir este breve artículo para ir recopilando y actualizando (con la colaboración de aquellos lectores que quieran facilitarme la documentación de sus casos) todos las sentencias donde las casas de apuestas “.es” sean condenadas por anulaciones de apuestas, limitaciones,…, es decir, por abusos cometidos en la prestación de servicios de juego.
Hay enlaces a los artículos que he escrito, y enlaces directos a Dropbox donde podéis leer o descargar las sentencias. A veces hay que esperar un momento (o recargar la página de Dropbox) para que se vean correctamente.

Actualizado el 9 de enero de 2017

Casa de apuestas
Motivo
Sentencia
Enlace
Anular y modificar apuestas
Firme
1ª Instancia
Anular y modificar apuestas
Firme
Instancia
Sentencia Bet365 - Dropbox 1 (lectura imprescindible)
Anular y modificar apuestas
Firme
1ª Instancia
Sentencia Bet365 - Dropbox 3 (lectura recomendada)
Anular apuestas
Firme
1ª Instancia
Anular apuestas
Firme
1ª Instancia
Saldar mal apuestas
Firme
1ª Instancia
   Sentencia íntegra:







martes, 31 de enero de 2017

Bet365 condenada una y otra vez (2ª parte)


Hace unas semanas veíamos las tres sentencias condenatorias que aupaban a Bet365 al primer puesto del ranking de casas de apuestas condenadas en España.
Esta no es más que la consecuencia lógica del cambio de rumbo tomado por la que, no hace tanto tiempo, era la mejor casa de apuestas con una enorme ventaja sobre las demás. Pero ahora ha pasado de prestar servicios a sus clientes, a prestarlos contra sus clientes, y va camino de convertirse en una más.

Las tres sentencias ya son firmes, puesto que Bet365 ha rehusado apelar ante la Audiencia Provincial, habiendo transcurrido ya el plazo para hacerlo. Sin duda una de las poquísimas decisiones inteligentes tomadas en los últimos tiempos por esta empresa.
Si hubiesen sido ratificadas por la AP, ya habrían supuesto un precedente de mayor peso, y se quedarían a un solo paso de un eventual recurso de casación ante al Tribunal Supremo, que crearía jurisprudencia, y disiparía definitivamente cualquier duda que pudiese haber.
Y, reconocida la nulidad de la cláusula por el TS, a Bet365 se le podría exigir el pago de todas las apuestas anuladas amparándose en la misma, desde junio de 2012. Y eso supondría mucho dinero, pero muchísimo. Un riesgo que Bet365 ha preferido no correr.

De todos modos ya hay otra casita de apuestas que se ha situado en la pole de esta carrera por ser la primera condenada por el Alto Tribunal, previsiblemente en el año 2018, si los jueces del TS ratifican la condena de la AP, dictada por unanimidad de los tres magistrados de la sala, con una impecable fundamentación.
Lo digo para aquellos clientes que están esperando una condena del Supremo para demandar sobre seguro; ya queda menos. Incluso conozco a una persona que está pendiente de reclamar una cifra mareante, que por sí sola ya comprometería seriamente el futuro de algún chiringuito.

El varapalo recibido recientemente por los bancos, que decidieron aferrarse a la aplicación de las cláusulas suelo (que ni siquiera son tan lesivas para los intereses de los consumidores como las cláusulas incluidas en los contratos las casas de apuestas), propiciando que el caso llegase hasta el Tribunal Supremo, y luego fuese “matizado” por el TJUE, es el mejor ejemplo de que las cláusulas ilegales no tienen cabida en un Estado de Derecho, y tarde o temprano así lo acaban reconociendo los tribunales.
Hay un refrán, muy oportuno, sobre el que deberían reflexionar los operadores españoles: “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”.